Leones en Tokio 2020: una vara muy alta ante el desafío de defender el oro olímpico de Río

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lucas Vila e Ignacio Ortiz festejan ante España por la Pro League; los dos estarán en Tokio 2020
Lucas Vila e Ignacio Ortiz festejan ante España por la Pro League; los dos estarán en Tokio 2020

Hace cinco años, ellos más que nadie creían en sus chances de lograr la medalla dorada. En el hockey sobre césped internacional, eran pocos quienes contemplaban que los Leones podrían subirse a lo más alto del podio en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Pero aquel seleccionado de Carlos Retegui contaba con un talento y una voracidad a toda prueba, un entusiasmo desbordante y ese plus del equipo que se guarda una carta para finalmente sorprender y dar el gran golpe. Así fueron campeones: con pasión y múltiples estrategias de juego.

A menos de un mes del debut ante España, en un Grupo B en el que también figuran Japón, Australia, la India y Nueva Zelanda, al conjunto de Mariano Ronconi le espera un durísimo desafío en Tokio 2020, con muchas más incógnitas que certezas. Todavía permanecen ocho de aquellos Leones dorados en el estadio Deodoro: el arquero Juan Manuel Vivaldi (formará parte de sus cuartos Juegos), el capitán Pedro Ibarra, Ignacio Ortiz, Juan Martín López, Lucas Rossi, Matías Rey, Lucas Vila y Agustín Mazzilli. La otra mitad de la nómina de 16 la conforman todos jugadores con roce internacional, más allá de que en el último año, la selección se vio privada de mayor competencia por culpa de la pandemia –apenas jugaron un puñado de series en la Pro League-, un factor que invisibilizó análisis y desdibujó conclusiones. El principal reto será ése: paliar el gigantesco bache competitivo e intentar mantenerse a tono en todos los compromisos del grupo.

Pedro Ibarra, el capitán de los Leones que formará parte de sus terceros Juegos Olímpicos y cree que el equipo debe reinventarse
Pedro Ibarra, el capitán de los Leones que formará parte de sus terceros Juegos Olímpicos y cree que el equipo debe reinventarse


Pedro Ibarra, el capitán de los Leones que formará parte de sus terceros Juegos Olímpicos y cree que el equipo debe reinventarse

“Me preocupa eso: el poco rodaje internacional de este último año y medio. Si no competís, es difícil saber para qué estamos en estos Juegos Olímpicos”, admite Ibarra, de 35 años y 315 partidos internacionales, que se refirió al peor momento del equipo en esta transición de Río a Tokio: “Con el séptimo puesto en el Mundial de India 2018 tocamos fondo y volvimos al lugar en el que no queríamos estar. Pero ahora traemos el hambre de gloria de los más chicos y la sed de revancha de nosotros, los más grandes, por aquella última Copa del Mundo”.

Tras la consagración olímpica, los Leones se subieron al Nº 1 del ranking mundial, pero ahora aparecen cuartos. Y otro de los hitos durante este ciclo extendido de cinco años fue la deserción de Gonzalo Peillat, el implacable ejecutor de córners cortos que resultó decisivo en los mejores momentos del equipo. En los últimos años, el defensor cuestionó el manejo del plantel por considerar que los más chicos no se veían beneficiados por muchos motivos y que “la vara no era la misma para todos”, tal como declaró. Más allá de algunos intentos por volver y varias charlas con los cuerpos técnicos, el defensor siguió totalmente alejado y enfocó su carrera en el Mannheimer Hockey Club de Alemania, donde también se desempeña su pareja, la ex Leona Florencia Habif. Al cabo, una pérdida fundamental.

Más allá de que Retegui se erige como el director de los seleccionados nacionales, la gran responsabilidad de la defensa del título recaerá en Ronconi, el ex arquero de Quilmes y que estuvo a cargo de las divisiones juveniles del hockey argentino en los últimos años; asumió en septiembre pasado en reemplazo de Germán Orozco, despedido por la Confederación Argentina de Hockey. Frente al coronavirus, el DT se vio obligado a proyectar a corto plazo y se trazó objetivos breves, con el agravante de que casi no evaluó a sus dirigidos en partidos oficiales.

“Intentamos armar lo mejor, buscando un equilibrio entre el aspecto defensivo y el ofensivo. Queremos ir a competir, a ganar y a subirnos de vuelta al podio. Y sabemos cómo tenemos que hacerlo”, sostiene Ronconi, que aceptó el desafío en medio del descalabro de los calendarios y con menos de un año de trabajo por delante. Desde la próxima semana, Los Leones encararán una gira por Valencia, en donde se probarán ante el conjunto local y Alemania, y ya arribados a Tokio tendrán más exámenes con los seleccionados olímpicos.

¿Es posible comparar aquel equipo campeón olímpico con este conjunto, teniendo en cuenta que permanecen ocho piezas? “Es difícil compararlos, ya pasaron 5 años de ese histórico logro, ahora el contexto es distinto; los jugadores y la preparación también lo fueron. Hoy contamos con un mix de muchachos con experiencia y otros muy jóvenes que se están acoplando muy bien”, opinó el entrenador. El listón para los Leones está puesto al máximo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.