"Leo" Fernández y un amor fugaz con el Toluca

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- El Toluca tiene menos de cuatro meses para disfrutar a Leonardo Fernández o comprar sus derechos, que pertenecen a los Tigres.

Los felinos le colocaron una etiqueta de 15 millones de dólares a esta joya uruguaya, de 21 años de edad y menos de 1.70 metros de estatura, quien se ha convertido en el motor de los Diablos Rojos.

El charrúa ha marcado diferencia sobre el campo, con su habilidad y buen manejo de balón. Apenas el domingo, fue factor en los tres goles escarlatas, dos anotaciones y una asistencia sobre el Cruz Azul. "No estoy solo, eso es imposible. Fue el esfuerzo del equipo", dijo "Leo" con humildad.

Hace unos meses, el representante de Fernández, Jorge Chijane, lo ofreció a los mexiquenses y a otros clubes de la Liga MX, pero se negaron a ficharlo. El único que se interesó fue el regiomontano. Al tener un plantel sólido, lo cedió a los escarlata, que ya se enamoraron del uruguayo, en lo que sería una corta relación.

El charrúa no se distrae sobre su futuro, ya que se concentra con el Toluca. Fernández es tan importante para el entrenador José Manuel de la Torre, que el club no permitió que viajara con el combinado uruguayo al Preolímpico de la Conmebol.

En su primer mes, reconoció el agrado por el futbol tricolor y que le falta tiempo para adaptarse por completo. "La actitud marca mucho. Trato de hacerlo a mi manera, con ganas y nos contagiamos entre todos", admitió.

Su baja estatura recuerda la época en que Antonio Naelson figuraba como el creativo escarlata, y tiene la bendición de su compatriota Vicente Sánchez. "No me gusta caer en comparaciones. Hago y trabajo por lo mío".

Qué leer a continuación