Leo Borg, el hijo de Bjorn debutó con un triunfo en Roland Garros a 40 años del título de su papá

·2  min de lectura
El sueco Leo Borg, hijo de la leyenda del tenis Bjorn Borg, triunfó en la primera ronda del cuadro de juniors en Roland Garros.
picture alliance

El sueco Leo Borg, hijo de una leyenda del tenis como Bjorn Borg, intenta escribir su propia historia en el deporte de las raquetas más allá del peso de su apellido. De 18 años y ubicado en el puesto 21° del ranking junior, debutó en Roland Garros, el certamen que su padre ganó en seis oportunidades, y festejó. Fue por la primera ronda del cuadro de juniors: 3-6, 6-3 y 6-4 ante el francés Max Westphal (43°), en 2h01m.

Facundo Campazzo con LA NACION: “Me di cuenta de que todavía tengo muchas cosas por mejorar”

La victoria de Leo Borg se produce, exactamente, cuatro décadas después de la última celebración de su padre en el polvo de ladrillo de París. En junio de 1981, siendo el líder del ranking de la ATP, el ‘Hombre de hielo’ venció a Ivan Lendl en la final de Roland Garros: fue por 6-1, 4-6, 6-2, 3-6 y 6-1. Con aquel partido, Borg alcanzó su sexta Copa de los Mosqueteros (además, en 1974, 1975, 1978, 1979 y 1980) y, curiosamente, nunca más volvió competir en el Abierto de Francia.

Bjorn Borg sosteniendo la Copa de los Mosqueteros después de vencer a Ivan Lendl en la final de Roland Garros 1981; cuarenta años después, su hijo, Leo, ganó en París en el cuadro de juniors.
Keystone


Bjorn Borg sosteniendo la Copa de los Mosqueteros después de vencer a Ivan Lendl en la final de Roland Garros 1981; cuarenta años después, su hijo, Leo, ganó en París en el cuadro de juniors. (Keystone/)

Bjorn Borg, que tenía veinticinco años en aquella definición en el Philippe Chatrier, necesitó tres horas y trece minutos para derrotar a Lendl, el único rival que le ganó un set -dos en este caso- en esa edición.

Cuarenta años más tarde, Leo, su hijo, construye su propio camino en París. En la próxima ronda del cuadro de juniors se enfrentará con el alemán Max Rehberg (48°).

El sueco Leo Borg, hijo de Bjorn Borg, debutó en el cuadro junior de Roland Garros y triunfó.
picture alliance


El sueco Leo Borg, hijo de Bjorn Borg, debutó en el cuadro junior de Roland Garros y triunfó. (picture alliance/)

“Mi padre nunca me empujó para que fuera tenista ni yo le pregunté por ello. Es evidente que lo ha sido todo en este deporte. La verdad es que yo siempre he querido jugar al tenis por iniciativa propia (…) Sé que él está orgulloso de mí, de que lo que estoy haciendo, y espero tener un buen futuro. Haré lo posible para que me vaya bien”, contó Leo Borg, en marzo pasado, en el diario Marca de España, durante su presencia en el Challenger de Marbella.

El próximo jueves, según confesó Leo, su padre llegará a París. ¿Irá solamente para tratar de verlo competir o el domingo entregará el premio al campeón del cuadro masculino principal? Se verá.