El Leicester se reafirma en la tercera plaza

Agencia EFE
·2  min de lectura

Redacción deportes, 22 abr (EFE).- El Leicester se reafirmó en la tercera posición de la Premier, tras romper la racha de dos derrotas que había encajado en las dos últimas jornadas, al imponerse por 3-0 al West Bromwich, en un encuentro en el que los “foxes” penalizaron la endeblez defensiva de los visitantes.

Obligado por su situación clasificatoria, a nueve puntos de la salvación, y envalentonado por las dos victorias consecutivas cosechadas sobre el Southampton (3-0) y el Chelsea (2-5) en las dos últimas semanas, el West Bromwich afrontó el duelo con la defensa inusualmente adelantada.

Un arriesgado planteamiento que acabó siendo la perdición de los de Sam Allardyce, que propiciaron el escenario en el que mejor se maneja el Leicester, un equipo que apenas necesita dos o tres toques para llegar a la portería rival.

Tal y como se comprobó a los dos minutos de juego en un robo de balón que permitió al nigeriano Kelechi Iheanacho plantarse completamente solo en el área de los "baggies".

Una magnífica oportunidad que no supo aprovechar el jugador africano, pero que anticipó lo que ocurriría a lo largo de toda la primera mitad, en la que al Leicester le bastó con buscar balones a la espalda de la zaga del West Bromwich para generar continuas ocasiones de gol.

La fórmula que permitió al Leicester abrir a los 23 minutos el marcador, tras un pase en profundidad del belga Youri Tielemans para la carrera de su compatriota Thimoty Castagne, que puso el balón en el área para que Jamie Vardy firmase el 1-0.

Un gol al que los “foxes” sumaron tres minutos más tarde, en el 26, un segundo, obra del central Jonny Evans, que remató completamente solo de cabeza un saque de esquina botado por Tielemans.

Dos tantos que alimentaron la voracidad de un Leicester que en el minuto 36 volvió a aprovechar los espacios dejados por la zaga del West Bromwich para anotar el 3-0 en una carrera de Vardy que culminó el Iheanacho.

El delantero nigeriano, que sumó su undécimo gol entre Liga y Copa en los últimos ocho encuentros, pudo incluso ampliar todavía más el marcador antes de llegar al descanso, pero esta vez Iheanacho no tuvo su día ante la portería rival.

Contundente marcador que llevó al West Bromwich a cambiar su planteamiento en el segundo tiempo, en el que los de Allardyce retrasaron notablemente la posición de su defensa.

Un cambio que acabó con las continuas ocasiones de gol de un Leicester, que con el partido ya resuelto se dejó ir en los segundos cuarenta y cinco minutos de juego.

Hecho que no impidió a los de Brendan Rodgers sumar un importante triunfo que reafirmó a los “foxes” en la tercera posición con cuatro puntos de ventaja sobre el Chelsea y el West Ham, el equipo que marca la divisoria entre los puestos de Liga de Campeones y los de Liga Europa.

(c) Agencia EFE