El legado de Girón fue ser consejero de los atletas, comenta Padilla

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 13 (EL UNIVERSAL).- Carlos Girón participó en cuatro ediciones de los Juegos Olímpicos, ganó medalla de plata en Moscú 80, fue reconocido como el mejor clavadista del mundo por tres años consecutivos (1978-1980) por la revista especializada Swimming World, pero aún así para Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), su legado como persona fue mayor que el deportivo.

"Siempre fue un consejero para muchos atletas, sin importar la disciplina a la que se dedicaban", sostiene a EL UNIVERSAL Deportes. "Era una persona alegre, humana y que siempre tenía un proyecto en la cabeza. Su legado como persona fue mayor a cualquier otro ámbito de su vida deportiva".

Girón, de acuerdo con su familia, falleció hoy en el Hospital General de la Raza, donde se encontraba internado desde la última quincena de diciembre. Inicialmente llegó ahí por una neumonía, pero posteriormente adquirió una bacteria que complicó su estado de salud.

El exclavadista, de 66 años, estaba casado y tiene dos hijos, los cuales informaron su fallecimiento.

"Se le hará un reconocimiento como se lo merece, aunque aún la fecha aún no está definida. La pactaremos una vez que regrese de Lausana, donde se disputan los Juegos Olímpicos de la Juventud", agrega Padilla.

Hasta el momento, la familia del medallista olímpico no ha informado la causa de su muerte ni tampoco donde velarán al ex campeón del mundo.

Qué leer a continuación