LeBron James conquistó su segunda mejor marca en Lakers y homenajeó a su madre con un atuendo especial

LA NACION
·2  min de lectura

"The kid from Akron". Con esa frase, LeBron James se presentó en sus inicios en la NBA como una de las promesas de las que se iba a hablar por mucho tiempo. Hoy, en su temporada 18, ya está sentado en la mesa de las grandes figuras del mejor básquetbol del mundo.

Talento: el chico que debutó en la Liga Nacional a los 14 y jugará en Italia

Este lunes, James volvió al lugar donde todo comenzó, Cleveland, y lo hizo de una manera soñada: lideró a Los Angeles Lakers en el costoso triunfo sobre los Cavaliers por 115-108 con 46 puntos, una de sus mejores marcas desde que viste la camiseta de la franquicia de California. Además, tuvo un cierre de juego determinante en una noche especial en la que regresó a su casa y donde también le rindió homenaje a su madre.

Cuando parecía que los Cavs iban a dar el batacazo ante el último campeón, surgió la figura de LeBron James. Cleveland ganaba 89 a 87 y complicaba a los Lakers, pero en ese momento se despertó la "bestia": 21 de sus 46 puntos del chico de Akron fueron en ese tramo, con un 9 aciertos sobre 10 en tiros de campo.

Para completar su planilla James tomó ocho rebotes y dio 6 asistencias. También sumó 2 robos, 2 tapas. De su producción ofensiva, los 7 triples en 11 intentos fueron lo más destacado de una noche para la historia.

El partido de LeBron James

Los Lakers tienen 14 triunfos y 4 derrotas. Son el mejor equipo de la temporada actual. En cuanto a LeBron, sus 46 puntos son la segunda marca más elevada con su equipo actual, luego de los 51 que marcó el 18 de noviembre de 2018 ante Miami Heat. Tiene 36 años, pero hasta el momento sus estadísticas siguen marcando el ritmo y el impacto de estrella que tuvo durante toda su carrera.

En la previa del partido, además publicó en su cuenta de Instagram las zapatillas que utilizó durante el encuentro de color rosado y con una dedicatoria especial a su madre Gloria Marie James: "Volviendo a casa esta noche", reza la publicación, que tiene la imagen con su calzado. Mientras que en una de sus historias de esta red social expresó: "Dedicado a mi madre. Mi todo y más".

La madre de LeBron fue sin dudas su total inspiración. Su realidad en 1984 era abrumadora: Gloria, madre soltera, recibió a su hijo en en un barrio rodeado de disparos, drogas y alcohol. Su novio la dejó cuando se enteró que estaba embarazada. Así, en su adolescencia, con 16 años transitó el terreno más complicado de su vida. Pero el tiempo le demostró que no fue en vano y es hasta el día de hoy que la gran estrella de la NBA, se lo agradece. Alguna vez LeBron James declaró: "Ser el único hombre en la casa junto a mi madre me ayudó a crecer".