Lavolpismo: el estilo de juego que impresionó a Miguel Herrera

Alejo Iwan
·1  min de lectura

El Lavolpismo, ideado por Ricardo La Volpe, no solo fue un estilo de juego que trascendió en México, sino que tuvo un impacto global de distintas maneras y con otros actores como protagonistas. El mismo influenció a muchísimos entrenadores.

El equipo que consagró al Bigotón fue Atlante, con el cual fue campeón en 1993. Allí tuvo bajo sus órdenes a varios futbolistas que apropiaron conceptos y luego fueron estrategas. Quizás el representante más exitoso es Miguel Herrera.

El Piojo se convirtió en uno de los mejores entrenadores de la historia de América y se destacó en la Selección mexicana. Para conseguir esos resultados utilizó varios conceptos que le enseñó su mentor.

 

Características del Lavolpismo

El Lavolpismo tiene toma varios puntos del Menottismo (el estilo de juego ideado por el entrenador campeón del mundo César Luis Menotti) con el control del balón como objetivo principal y los pases cortos y al ras del suelo para lograr posesiones más largas.

A su vez, también pide la completa dedicación de todos los futbolistas a la idea (incluso los zagueros y el arquero) de jugar con pases cortos desde la primera línea.

Cuando la pelota es propiedad del equipo contrario, la línea que sigue este estilo es el de la presión alta y constante en todo el campo para dejarle pocas opciones al jugador que tiene la pelota. Los defensores deben adelantarse y achicar hasta ese punto.

Su formación predilecta es la de 5-3-2, con tres centrales para asegurarse la superioridad numérica en la salida desde el fondo, dos laterales volantes que hagan la banda, tres mediocentros que tengan buena técnica y dos delanteros que se muevan por todo el centro de ataque.