Lautaro Martínez: los 60 días más electrizantes del crack de Inter que no piensa ser uno del montón

Cristian Grosso
lanacion.com

A Lautaro Martínez no le interesa jugar con la cadencia de un vals ni recuperar los compases de un tango. Nada de melancólico romanticismo, Lautaro Martínez atropella al presente a ritmo de rock and roll. Encrespado, eléctrico, indómito. En los dos últimos meses ha gobernado con la propulsión de un 'Toro' impetuoso. Todo comenzó el 2 de octubre, cuando quebró a Marc-André ter Stegen y le marcó a Barcelona en el Camp Nou. Después, las víctimas atormentadas fueron Juventus, dos goles a Sassuolo, Borussia Dortmund, otro tanto a Brescia, de nuevo rendido quedó el Dortmund, otro a Torino, dos más a Slavia Praga y ayer una doppietta más, a SPAL. En el medio, solo se le resistieron Parma, Bologna y Hellas Verona. Doce goles en doce partidos, en 60 días. Todavía no se despide 2019, pero ya está marcado por la pólvora de Lautaro Martínez. Apunta y convierte.

En 2013 debutó en la primera de Liniers de Bahía Blanca, por la Liga del Sur. Tenía 15 años y ese día le hizo un gol a Puerto Comercial. En 2014 lo fichó Racing sin tomarle ni una prueba. Entró en sexta división y cuando estaba en quinta ya lo citaron para entrenarse con los grandes. Convirtió 53 goles en 63 partidos en las inferiores de la Academia. En 2015 debutó en la A cuando reemplazó a Diego Milito. En 2016 llegó a la selección juvenil, ganó el torneo de L'Alcudia, fue el goleador y el mejor futbolista del torneo. En 2017, entre el Sudamericano y el Mundial Sub 20 marcó siete goles en 11 partidos. En 2018 debutó en la mayor, integró la lista de 35 premundialistas, marcó su primer tanto ante Irak e Internazionale lo compró por una fortuna. Cinco años sin pisar el freno. No se iba a detener en 2019...

Qué leer a continuación