Radares meteorológicos detectan el brote de millones de cigarras en EEUU

·3  min de lectura

Cada 17 años, en amplias áreas del medio oeste y el este de Estados Unidos se registra un fenómeno natural masivo y extraordinario: la emergencia de miles de millones de cigarras que, tras pasar 17 años bajo tierra en estado larvario y de ninfa finalmente emergen a la superficie para reproducirse, depositar sus huevos y, tras unas pocas semanas, morir.

En Virginia, una cigarra de la llamada 'Brood X', especie que cada 17 años madura, a poco de haber salido a la superficie en números ingentes en amplias zonas del medio oeste y el este de EEUU. (Richard Ellis/Getty Images)
En Virginia, una cigarra de la llamada 'Brood X', especie que cada 17 años madura, a poco de haber salido a la superficie en números ingentes en amplias zonas del medio oeste y el este de EEUU. (Richard Ellis/Getty Images)

Este 2021 se ha cumplido ese plazo y la nidada de cigarras conocida como ‘Brood X’ ha emergido en varios estados en números tan inmensos que sus concentraciones han sido incluso detectadas por radares climatológicos.

Por ejemplo, la meteoróloga de la cadena NBC, Lauryn Ricketts, al comentar sobre una imagen de radar que presentaba una zona destacada comentó que, en vez de lluvias, se trataría "posiblemente de cigarras detectadas por la emisión de radar" en una amplia región del norte de Virginia.

Y, como reportó a Insider el meteorólogo Kyle Pallozzi, del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos, en efecto se trataría de cigarras: millones de insectos que, en su densa concentración, fueron detectados por radares.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo curioso es que, como se cita en Insider, las emisiones de radar captan a las cigarras que se encuentran en el suelo cerca del lugar donde se encuentra emplazado ese sistema de radar y conforme esas emisiones ganan altura, detectan cada vez menos cigarras. Eso crea el efecto de mostrar que existe una “nube” de esos insectos cerca de los radares meteorológicos, cuando en realidad habría concentraciones de esos insectos al mismo tiempo en otros lugares más alejados, pero no son detectados.

Eso lo confirmó la estación del Servicio Meteorológico Nacional en Baltimore-Washington, que en su página de Twitter señaló que en efecto sus radares están detectando áreas borrosas que serían causadas por la presencia de gran número de cigarras. 

Que se trata de insectos y no de tormentas se dilucida, añaden expertos, dado que los radares utilizan algoritmos que les permiten diferenciar si un área de alteración se debe a un fenómeno meteorológico o a una situación de otra clase, por ejemplo una de naturaleza biológica como podría ser una masa de insectos (cigarras y, en los lugares donde eso sucede, de langostas) o grandes parvadas de pájaros.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por ejemplo, el proyecto BirdCast utiliza radares meteorológicos para mapear los patrones de migración de aves en Estados Unidos.

Así, las efímeras pero cuantiosísimas cigarras, que pululan en campos y árboles y con sus peculiares sonidos colman también el aire, al parecer dejan también su melancólica señal en los sistemas de radar en varias regiones de Estados Unidos. Una proeza para un insecto que aflora solo cada 17 años para vivir un instante al aire libre, sembrar rápidamente a la generación futura y luego morir también velozmente y en masa, en un ciclo natural cargado a la vez de intensidad y nostalgia.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El fenómeno sorprendente que sucede al abrir una Coca-Cola bajo el agua

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.