Laporta fulmina a Xavi

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

El banquillo del Fútbol Club Barcelona vive una novela ahora mismo. Entre la millonaria suma que cobraría Koeman por su despido y los deseos de Joan Laporta por convencer a Guardiola se le sumó hace unos días la firma de Flick con Alemania. Ahora, todo parece indicar que el presidente Culé descarta el regreso de un hijo pródigo como Xavi al mismo tiempo que habría un nuevo candidato en su mesa.

 

“Danos 15 días y sino, el puesto es tuyo”, masomenos serían estas palabras de Joan Laporta a Koeman tras la reunión mantenida unas horas atrás. Y es el presidente necesita tiempo para buscar un candidato que supere en nombre, presente y caché al holandés luego de lo que parece ser un rotundo no a la opción Xavi Hernández.

Pasado político en la oposición, el punto de quiebre

No hay club más politizado en España que Fútbol Club Barcelona. Los resultados de cada elección son decididos no solo por lo que ocurra en el terreno de juego o en ámbito financiero, sino también por los discursos y acciones que tienen que ver con lo ideológico. Si bien hubo felicitaciones y puestas al servicio del ganador de una última disputa electoral en el Camp Nou por parte de sus rivales, Laporta no perdonaría a Xavi haber sido parte de la lista de Victor Font.

Sport resalta que el presidente no solo considera que el ídolo Culé deberá pasar por otro banquillo antes de ser realmente un candidato a quedarse con el puesto, sino que traerle supondría romper con su estructura y la de su equipo en el área deportiva. Xavi pediría gobernar desde las inferiores hasta la primera plantilla, algo para lo que ahora mismo, ya hay nombres a cargo.

Por último, hay un nuevo nombre en la lista. Roberto Martínez, entrenador español de la selección de bélgica volvería a sonar para un banquillo que ya recibido su hoja de vida 12 meses atrás. ¿Las trabas? Su contrato hasta 2022 y por supuesto, la proximidad con la Copa del Mundo.