Lanzará feliz "en casa"

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (EL UNIVERSAL).- Sergio Romo volvió a su casa, La Bahía, donde adquirió una propiedad hace muchos años y ahora podría terminar ahí su carrera en Grandes Ligas.

El mes pasado, el diestro firmó con los Athletics de Oakland, una novena que le dio oportunidad para extender su exitosa trayectoria sobre el montículo y cerca de su familia.

"Varios equipos me llamaron y me ofrecieron un lugar, pero esperé a que Oakland me regresara la llamada. Por estar en la Bahía, con mi esposa embarazada, no tuve miedo, solo tuve fe en llegar aquí", comentó el veterano, tres veces ganador de Serie Mundial con los Giants, en videoconferencia.

El nacido en California, representante tricolor, pasó nueve campañas en San Francisco, donde despegó como uno de los mejores cerradores en Grandes Ligas. Cinco años después, volvió a la zona, dispuesto a dar lo mejor de sí para los Athletics.

"Este equipo juega con un estilo muy parecido al mío: con agresividad y aspiraciones grandes, de bajo perfil y no se espera mucho de nosotros. Quiero sacar outs, en cualquier entrada, siempre estaré listo para lo que se necesite".

Romo, a sus 38 años de vida, arrancará este abril su temporada 14 en MLB, rodeado de un ambiente familiar y de una comunidad latinoamericana.

"Me da gusto regresar a casa, poder llegar a mi hogar y dormir junto a mi esposa y mis hijos. Será muy especial".