Lanús - Newell’s, por la Copa de la Liga: el Mono Burgos festejó su primer triunfo como DT en el fútbol argentino al sorprender al Granate

·3  min de lectura
Jonatan Cristaldo (9), autor del gol del empate de Newell's, se abraza con Alexis Rodríguez
FOTOBAIRES

Después de tres empates consecutivos, en los que Newell’s había dejado una imagen desteñida y no pocas incógnitas sobre las posibilidades de revertir ese panorama, Germán Burgos ya puede contabilizar su primer triunfo en su experiencia como entrenador en el fútbol argentino. El 3-1 tuvo su mérito porque Newell’s se repuso a una desventaja y a un Lanús que había tenido el control en el primer tiempo.

Copa Libertadores: fixture, horarios y la TV de los partidos de la etapa de grupos

Mientras Newell’s abandonó el último puesto de la Zona 2, Lanús dejó pasar la posibilidad de consolidarse en los puestos clasificatorios para la etapa final. El conjunto rosarino hacía 10 cotejos que no ganaba, desde el 28 de diciembre, en un 3-1 sobre Central Córdoba (Santiago del Estero). De esa serie, siete encuentros pertenecen al último tramo de la gestión de Frank Kudelka.

De la Vega intenta controlar la pelota ante Pablo Pérez
FOTOBAIRES


De la Vega intenta controlar la pelota ante Pablo Pérez (FOTOBAIRES/)

Dentro de las dificultades de los dos para para ser profundos en el primer tiempo, Lanús desarrolló una idea de juego más elaborado, intentó crear superioridad numérica a través del pase y la asociación. Luis Zubeldía junta a varios juveniles que tocan y descargan. El gol fue una recompensa a esa búsqueda articulada. La jugada nació de los pies del arquero Morales y fue progresando en el campo con pases y cambios de orientación; el lateral José Gómez hizo un diagonal hacia el medio para sumar a un intérprete más en esa cadena de toques, que encontró un punto de aceleración con la asistencia cruzada de Esquivel a Orozco, cuyo centro atrás fue a dar con quien lleva una vida finalizando ataques: Pepe Sand.

Combinación juvenil, definición de Sand

Por entonces, Newell’s volvía a ser ese equipo al que le cuesta encontrarse, quizá porque no es sencillo acomodarse con un Maxi Rodríguez ubicado como centro-delantero y con Cristaldo abierto de extremo. El Mono Burgos, más allá de que gestiona recursos limitados, intenta algo que necesita más tiempo de trabajo, si es que en algún momento llega a funcionar.

Una joya y siete goles: la noche que el Papu Gómez amargó al Celta de Coudet

Cristaldo encontró el empate

Más allá de las diferentes propuestas, el común denominador fue la falta de remates al arco. Lanús necesitaba un poco más de agresividad y Newell’s, un plan más ambicioso. La transformación del equipo rosarino ocurrió a partir del empate. Fue una acción aislada, pero con un efecto revitalizador para los visitantes. Vino un córner desde la izquierda, el despeje defectuoso de cabeza de un futbolista de Lanús, la pelota que da en el travesaño y le cae a Cristaldo en la boca del arco.

Cacciabue pone en ventaja a Newell’s

De ese regalo, Newell’s le dio forma a una reacción en la segunda etapa. Lanús perdió la pelota y los nervios. Y se derrumbó. Salvo una llegada Orozco, que adelantó la pelota cuando lo enfrentó a Aguerre, el resto pasó a ser de Newell’s, que tuvo más movilidad y se posicionó en campo contrario. Negri, el carrilero por la izquierda, le ganó la disputa de una pelota a Gómez y mandó el centro que definió el carrilero del sector opuesto, Cacciabue.

Cacciabue sentencia la historia

Cinco minutos después del 2-1, el escenario se simplificó para Newell’s por las dos amarillas que recibió Belmonte en un par de minutos. La primera amonestación fue por empujarse y manotearse con Cristaldo, a quien al ratito le cruzó el cuerpo en un avance. Lanús protestó la decisión de Abal por excesiva, y parte de razón no le faltaba.

Cacciabue volvió a atacar el área para coronar otro avance. “Es los que nos pide el técnico: que ataquemos por una banda y aparezcamos por la otra para definir”, expresó el volante, autor de dos tantos por primera vez en su carrera. Newell’s salió de una larga racha negativa y Burgos se anotó la primera victoria en su carrera de entrenador.