Como sumergirse en amoníaco; el atractivo lago tóxico que las autoridades tuvieron que teñir de negro

·6  min de lectura
View of clear tropical water of Indian ocean with blue sky and clouds off coast of Baa Atoll, Maldives
Las aguas azul turquesa atraen a los humanos de todas las culturas. (Getty Images)

Las aguas turquesa de una laguna en Inglaterra son una constante fuente de preocupación para las autoridades que intentan mantener alejados a decenas de turistas que insisten en echarse un chapuzón a pesar de las prohibiciones.

Unas dos mil personas viajeron hasta la presa de Harpur Hill, en el condado de East Midlands, apenas aclaró el tiempo en mayo del año pasado para disfrutar de un día de esparcimiento en las aparentemente cristalinas aguas.

Las señales de advertencia en el lugar indican que el contacto con el agua del lago puede causar “irritaciones en los ojos, problemas estomacales, infecciones micóticas como la candidiasis”. Luego dice: "¡Piensa! ¿Te bañarías en amoníaco (pH 11,5) o en lejía (pH 12,6)?"

Los lugareños aseguran que en el fondo hay carrocerías de vehículos, animales muertos, basura y excremento. Otro peligro es que la temperatura del agua es extremadamente fría.

Los científicos aseguran que su llamativo color se debe a la luz dispersada por diminutas partículas de carbonato de calcio que hay dentro del agua. Esa cal cáustica que se disuelve en las aguas de la laguna le da un nivel de pH de 11,3.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Una sustancia cáustica es aquella que va a producir la destrucción de los tejidos expuestos al atacar a las membranas celulares, causando una necrosis. “Los ácidos cáusticos, con un pH comprendido entre 0 y 2, van a producir necrosis coagulativa, mientras que los álcalis cáusticos, que tienen un pH entre 11,5 y 14, producen necrosis colicuativa o licuefactiva”, dice un estudio sobre el tema.

 General view of a sign at the Blue Lagoon of Buxton as the spread of the coronavirus disease (COVID-19) continues, Buxton, Britain, March 28, 2020. REUTERS/Carl Recine
El cartel con las advertencias claras para disuadir a los bañistas. ( REUTERS/Carl Recine)

El nivel elevadament alcalino de las aguas de la laguna está justo por debajo de ese nivel mortal y es similar al Ph de 11,6 del amoníaco que uso domético.

La policía de Derbyshire Police encontró el cadaver de un hombre de 44 años en la presa el 18 de febrero de 2019. Y unos meses más tarde, dos bomberos que entrenaban técnicas de rescate con cuerdas resultaron lesionados al caer en el lago. Uno de ellos fue hospitalizado con heridas graves.

Por eso la policía urge a la población a mantenerse alejada de ese y otras presas abandonadas que hay en Inglaterra.

“Muchas de ellas se encuentran dentro de terrenos privados así que además de arriesgarse a ser acusados de invasión de la propiedad, las personas que nadan en las aguas de las presas se exponen al peligro de caer en shock por la temperaturas gélidas del agua, cortarse con objetos ocultos debajo de la superficie y otros temas de salud relacionado con la contaminación”, dijo la policía en un comunicado divulgado por el diario The Mirror.

 General view of Blue Lagoon of Buxton as the spread of the coronavirus disease (COVID-19) continues, Buxton, Britain, March 28, 2020. REUTERS/Carl Recine
Vista de la Laguna Azul de Buxton después de ser teñida de negro para alejar a los visitantes el 28 de marzo 2020. (REUTERS/Carl Recine)

Los habitantes de pueblos vecinos han exigido a las autoridades drenar las aguas de la presa para eliminar la tentación de los incrédulos e incautos a echarse un chapuzón en un agua parecida a la lejía. Pero las aguas resultaron ser demasiado tóxicas y peligrosas para llevar a cabo la propuesta.

Algunos años el ayuntamiento a tomado otras medidas drásticas como teñir el agua de negro para restarle atractivo.

¿Cómo se creó la presa Harpur Hill?

La actividad minera del área data del siglo XVII, cuando los lugareños quemaban pequeñas cantidades de piedra caliza en rudimentarios hornos para producir cal viva. Luego las canteras fueron explotadas industrialmente para la produción de cal a gran escala entre 1835 y 1952.

Los enormes volúmenes de residuos sólidos de la quema de cal durante siglos se acumularon en vertederos cercanos. Eso creó verdaderas montañas de escombros contaminados con trazas de cal viva y con cenizas del carbón utilizado en el proceso. Por eso el agua que se filtra a través de los desechos lixivia hidróxido de calcio y se vuelve alcalina.

Pero como si ya no estuviera suficientemente contaminado, el lugar fue seleccionado por la Fuerza Aérea Real en 1938 para usarlo como depósito de armas químicas, aunque no entró en funcionamiento hasta 1940.

Con la intesificación de la Segunda Guerra Mundial, esa zona fue el depósito de almacenamiento de armas químicas más grande del país.

Pero la historia tóxica del lugar no terminó con la guerra. Luego fue usado por una unidad de eliminación de municiones sin detonar de la RAF, conocida como estación X, para almacenar y neutralizar armas químicas alemanas capturadas y ojivas de cohetes.

Los militares destruyeron armas químicas, incluido el gas mostaza y el fosgeno, quemándolos con lejía en las colinas circundantes. Pero no pudieron hacerlo por mucho tiempo por las grandes columnas de humo tóxico y por los severos daños ambientales de los alrededores. El depósito cerró definitivamente en 1960.

Men wearing respirators loading a four-foot wide tube with coal dust on a hilltop at Harpur Hill, Derbyshire, before detonating it in a controlled explosion for an experiment. A handful of men at the site are fighting continually against the causes of coal mine disasters. Coal dust, under certain conditions, is as dangerous as high explosive and these men are experimenting every day to find an effective method of combatting the menace. A four foot wide tube to represent a mine shaft is filled with coal dust and purposely exploded, then the burnt out dust is analysed. More deaths are caused by the gas (firedamp or methane) than the actual explosion.  (Photo by Fox Photos/Hulton Archive/Getty Images)
Hombres con respiradores en la cima de Harpur Hill, Derbyshire, antes de detonar una explosión controlada en un experimento. (Photo by Fox Photos/Hulton Archive/Getty Images)

¿Por qué nos encantan las aguas azules?

La publicación Nautilus indagó los motivo por los cuales las personas se sienten atraídas a zambullirse en las aguas azuladas aunque sepan que son un riesgo para la salud.

La primera hipótesis es que es un impulso ancestral, vinculado con nuestra evolución como especie: Los primeros homínidos aprendieron que en el agua azul clara es más facil pescar. Un estudio de 2014 postula que vivían cerca de la costa con acceso a estos nutrientes, lo que explica el rápido aumento del desarrollo cerebral.

Otra hipótesis sugiere que parte del atractivo de las canteras azules es el color en sí. Los psicólogos Karen Schloss de la Universidad de Brown y Stephen E. Palmer de la Universidad de California, Berkeley, encontraron que la preferencia de un individuo por un determinado color es el resultado de una acumulación de asociaciones positivas.

“La mayoría de las cosas que asociamos con el azul son positivas”, dice Schloss, como los cielos despejados y el agua limpia.

Schloss no puede decir si estas preferencias son innatas o aprendidas, pero parecen ser comunes en todas las culturas.

Y la última hipótesis es que mucho menos elaborada. Al ver imágenes de la presa es posible que la asociemos con el mar, y vinculamos ese color particular del agua con unas paradisíacas vacaciones tropicales.

Historias que también te gustarán:

(Video) El contacto con estos minerales podría ser mortal

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.