Laboratorio debió entregar resultados de Víctor Guzmán en mes y medio

El Universal

CIUDAD DEMÉXICO, enero 13 (EL UNIVERSAL).- Hasta hace pocos días, Víctor Guzmán fue considerado el refuerzo más prominente del futbol mexicano, al pasar del Pachuca a las Chivas en una transacción cercana a los 12 millones de dólares.

Unos minutos después de que se dio a conocer el resultado analítico adverso del volante, la historia del hijo pródigo que regresaba a casa se desvaneció. En un comunicado de cuatro párrafos, el Guadalajara notificó ayer la desvinculación del "Pocho" Guzmán.

"El Club Deportivo Guadalajara informa que, derivado de los sucesos que atañen a Víctor Guzmán, quien fuera un refuerzo fundamental de cara al Torneo de Clausura 2020 y pieza clave para el proyecto deportivo en curso, el jugador dejó de formar parte de nuestro plantel.

"En razón a lo expuesto, la operación por su compra requiere ser anulada y volverá al Pachuca".

Guzmán realizó su proceso formativo en las fuerzas básicas del club tapatío, en el que no consiguió debutar. Después de cuatro años y medio en Pachuca, acumuló 28 goles en Liga y 13 asistencias que lo catapultaron a la Selección Mexicana, Chivas invirtió en su repatriación.

Con la notificación de la prueba positiva por dopaje que arrojó Guzmán, el plan de las Chivas para retomar protagonismo en el campeonato se sacudió, al mismo tiempo que la carrera del futbolista se congeló.

Mediante redes sociales, Guzmán dio a conocer que solicitará la apertura de la muestra B, con la esperanza de demostrar que el dopaje se trata de un terrible error. El "Pocho" añadió que "nunca ha tomado ninguna sustancia para mejorar el rendimiento y luchará hasta el final para demostrar su inocencia".

De acuerdo con los estatutos de la FIFA, el atacante tapatío podría estar apartado de las canchas por lo menos seis meses.

En medio de una acelerada carrera mundial que el deporte mantiene para frenar el uso de sustancias prohibidas, los cinco meses que tardaron en notificar el resultado de Guzmán es demasiado tiempo para no cuestionar si la versión de la Liga MX es real.

Enrique Bonilla, presidente del máximo circuito del futbol de nuestro país, señaló que el cierre del laboratorio de Conade modificó la logística para examinar las pruebas que ahora son enviadas a La Habana.

Aunque el Laboratorio Antidoping de Cuba recibió en 2019 cerca de cuatro mil muestras foráneas, fuentes que solicitaron el anonimato señalaron a EL UNIVERSAL Deportes que los resultados demoran en promedio un mes.

La prueba realizada a Guzmán, que dio positivo presumiblemente por un "alcaloide", fue hecha el 10 de agosto. Desde esa fecha, tuvo actividad en 14 partidos con el Pachuca, todos como titular.

Bonilla descartó que hubiera dolo en el manejo de los tiempos de la información, pero el futbol mexicano profesional muchas veces ha mostrado que tiene una política de "no preguntes, no digas".

Qué leer a continuación