La vergonzosa misa que va a celebrar este domingo una parroquia de Madrid.

Carme Chaparro
·2  min de lectura

“Hola a todos”, comienza el llamamiento, “vamos a celebrar una misa por el eterno descanso de Mary, Fausto y la pequeña Isabel, fallecidos la semana pasada”.

Hasta aquí, todo parece normal. Desde la página en Facebook de los vecinos de San Agustín de Guadalix se hace un llamamiento a los habitantes de este pueblo madrileño para que el domingo 21 de marzo acudan a una celebración eucarística por el alma de tres vecinos de la localidad.

Iglesia parroquial de San Agustín de Guadalix, Madrid.
Iglesia parroquial de San Agustín de Guadalix, Madrid.

Una familia maravillosa que deja un profundo vacío en quienes compartimos momentos con ellos”.

¿Una familia maravillosa?

¿De verdad?

¿Cómo podemos seguir equivocándonos tanto?

Llamamiento parroquial a los vecinos del pueblo.
Llamamiento parroquial a los vecinos del pueblo.

Os voy a contar la historia de Mary, Isabel y Fausto. Los tres fallecieron la semana pasada. Los tres por herida de bala, aunque más tarde los cadáveres ardieron en el incendio de su casa.

Y no, no eran una familia maravillosa, ni normal, ni ejemplar.

¿Qué de maravilloso tiene que tu padre te pegue un tiro y después incendie tu cadáver? ¿Qué de maravilloso tiene que tu esposo te maltrate durante años, finalmente te pegue un tiro e incendie tu cadáver para tratar de ocultar las pruebas?

Fausto, esposo y padre, mató a su esposa e hijas de varios tiros, con dos escopetas de caza. Tras matarlas, él prendió fuego a varios puntos de la vivienda, utilizando gasolina como acelerante. Después, mientras la casa comenzó a arder, él se pegó un tiro en la boca.

Así que... ¿qué mierda de familia maravillosa eran? Eran una familia sometida al terror del padre. Una madre muerta de miedo, una hija que asistía, impotente, al maltrato.

¿Qué horror les estamos dando a esa madre y a esa hija, después de ser asesinadas, comparándolas con su maltratador y asesino? ¿Os imagináis algo así en cualquier otro crimen? ¿Os imagináis una esquela en la que se iguale a asesino y víctima?

Espero que los convocantes de ese funeral hayan rectificado.