La última delicatessen de Manu Ginóbili: caño a lo Messi

Manu Ginóbili en uno de sus partidos con San Antonio Spurs (Foto: Getty Images)

Manu Ginóbili en uno de sus partidos con San Antonio Spurs (Foto: Getty Images)

Manu Ginóbili podrá estar en el tramo final de su carrera, pero su magia sigue intacta. Sus 15 años de trayectoria dejaron un cúmulo de perlas como con la que nos deleitó este lunes durante el encuentro que San Antonio Spurs perdió ante Portland Trail Blazers. El internacional argentino hizo una jugada con sello propio y nos recordó que aunque esta pueda ser su última temporada como profesional, el escolta todavía tiene un amplio repertorio de genialidades por brindar.

La jugada en cuestión no tiene desperdicio y cuenta con un aroma demasiado futbolero como para que pase desapercibido. Todo empieza con un quiebro al más puro estilo Messi. Esconde el balón y amaga con ir a la izquierda cuando finalmente decide pasarse la pelota por detrás de su cuerpo y virar a la derecha. El movimiento fue suficiente para que Tim Quarterman cayera al suelo y Manu salió con el esférico controlado ante la posición de Noah Vonleh.

 

Y ahí estaba el pobrecito de Vonleh, marcando al veterano con las piernas abiertas sin saber que en Argentina la visión de juego tiene más colores que en su tierra gracias al fútbol. Y así, sin pensárselo dos veces, Manu asistió con un caño, también a lo Messi, para que Pau Gasol recibiera el balón y la jugada finalizara con canasta de David Lee.

Una delicatessen, sin duda. Claro que los dos jugadores de Portland pagaron cara su inexperiencia. Qué se puede esperar cuando con 22 y 23 años de edad se tienen delante a un ganador de cuatro campeonatos de la NBA que cuenta con 39 años de edad.

La temporada regular está a punto de llegar a su final. A los Spurs les resta un encuentro ante Utah Jazz antes de que comiencen los playoffs. En la primera ronda, Ginóbili y sus compañeros se medirán a Memphis Grizzlies, en el que también será la primera vez que los hermanos Gasol se enfrenten en una postemporada.

Serán unos playoffs emotivos, porque es muy probable que el argentino esté viviendo sus últimos momentos como profesional. Todavía no confesó que se retirará, pero hubo varios indicios que indican que podría estar viviendo sus últimos momentos y disfrutándolos en silencio, por mucho que Gregg Popovich desee tenerlo otro año más en sus filas.

La temporada volvió a ser satisfactoria para los Spurs, quienes finalizaron en la segunda posición de la Conferencia Oeste y siguen demostrando que tienen madera para llegar lejos este año. La producción de Manu descendió a 7.5 ppj y 2.7 apj en 18.7 minutos de juego. En su caso, los números son lo de menos, ya con disfrutarle en sus últimos coletazos en la NBA debería ser suficiente. Y si además traslada el fútbol al tabloncillo, pues mejor todavía.    

También te puede interesar:  

Dennis Rodman se cansó de Shaq y Kobe y perdió $50,000 en dos minutos

La foto que puede haber dañado el plan del Orlando Magic

New York Knicks o el tercer peor equipo del Milenio