Así es la rutina de descontaminación de una enfermera en EEUU: "no somos descuidados y nos esforzamos"

Yahoo Noticias
Una enfermera comparte su “rutina de descontaminación” después de un día de trabajo en el hospital. (Foto: TikTok/jess_o_saurus)
Una enfermera comparte su “rutina de descontaminación” después de un día de trabajo en el hospital. (Foto: TikTok/jess_o_saurus)

Una enfermera que trabaja en Ohio en la primera línea del brote de coronavirus recurrió a TikTok para compartir la rutina que sigue para protegerse a sí misma y a su familia después de un día de trabajo con pacientes enfermos, recordando a las personas que incluso quienes trabajan en el sector sanitario siguen protocolos muy estrictos fuera del hospital para limitar la propagación.

Jess, quien le pidió a Yahoo Vida y Estilo que solo usara su nombre de pila por cuestiones de privacidad, ha trabajado como enfermera durante ocho años, pasando la mayor parte de ese tiempo en la UCI. Dado que sigue atendiendo a los pacientes afectados por la pandemia actual, está tomando las precauciones adecuadas para mantenerse sana y a salvo. Incluso está mostrando su rutina después del trabajo a las personas en las redes sociales.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

“Acabo de llegar a casa después de atender a un paciente sospechoso de COVID-19 en nuestra unidad. Comienza la rutina de descontaminación”, puede leerse en su video en TikTok. Luego se muestra a sí misma quitándose los zapatos “para dejarlos en agua con cloro durante la noche”, sacando toallitas desinfectantes para limpiar su teléfono, reloj y llaves, y finalmente quitarse la ropa. Todo esto en el garaje, para luego echar las prendas directamente en la lavadora.

Jess le explicó a Yahoo Vida y Estilo que en el vídeo solo grabó una parte de su extensa rutina, que comienza tan pronto como sale del hospital y sube al automóvil.

“Me siento sobre una toalla de baño, coloco una toalla de baño en el suelo para mis zapatos y al salir del vehículo quito ambas toallas y luego limpio las superficies con un espray desinfectante”, explicó. “También limpio el volante, los portavasos, las manijas de las puertas y cualquier otra cosa con la que haya estado en contacto”.

Después de dejar sus zapatos, ropa y pertenencias en el garaje, Jess finalmente entra a su casa y se ducha. A partir de ahí, dice que hace su “limpieza diaria de la casa”, que incluye “todos los pomos de las puertas, los interruptores de la luz, controles remotos, botón de descarga del inodoro, refrigerador, microondas y fregaderos”.

Explica que cada paso es imprescindible para asegurarse de que no trae el virus a casa ni lo transmite a otros pacientes. Ahora, con este video viral, espera que otros se animen a hacer lo mismo.

“Solo quería que el público en general entendiera que, aunque estamos en la primera línea de esta pandemia, no somos descuidados y nos esforzamos por prevenir la propagación. Todos nos tomamos muy en serio las restricciones que nos imponen y monitoreamos nuestros síntomas a diario”, explicó. “Además de ir a trabajar, comprar comida o llenar el tanque de combustible de nuestros automóviles, nos estamos adhiriendo firmemente a la orden de quedarse en casa”.

Otros compañeros sanitarios comentaron el video TikTok de Jess para señalar las similitudes con sus rutinas.

“¡Soy técnico de rayos X y sigo una rutina MUY similar después del turno! ¡Hay que mantenerse a salvo!”, escribió una persona.

Otro comentó: “Mi papá es médico de emergencias, hace lo mismo”.

Otros respondieron al video de Jess demostrando su aprecio, así como a todas las enfermeras de otras partes que están haciendo lo mismo.

“Solo quiero tomarme un momento para agradecerte tu arduo trabajo y dedicación”, dijo alguien. Otro escribió: “Dios te bendiga”.

“La enfermería es, y siempre ha sido, un trabajo relativamente ingrato. Ninguno de nosotros lo hace por dinero o para recibir agradecimiento. Lo hacemos porque el acto de cuidar a los demás alimenta nuestra alma de manera única”, dijo Jess. “Solo queremos superar esto con la menor cantidad de pérdidas posible”.

Kerry Justich

Qué leer a continuación