La primera ministra británica May convoca elecciones para el 8 de junio

Por Elizabeth Piper, Kylie MacLellan y William James
La primera ministra británica, Theresa May, anunció el martes la convocatoria de elecciones anticipadas para el 8 de junio, diciendo que necesitaba una posición fuerte en las negocaciones de divorcio con la Unión Europea en un intento por ampliar el apoyo a su plan del Brexit. En la imagen, May en Downing Street el 18 de abril de 2017. REUTERS/Toby Melville

Por Elizabeth Piper, Kylie MacLellan y William James

LONDRES (Reuters) - La primera ministra británica, Theresa May, anunció el martes la convocatoria de elecciones anticipadas para el 8 de junio, diciendo que necesitaba una posición fuerte en las negocaciones de divorcio con la Unión Europea en un intento por ampliar el apoyo a su plan del Brexit.

Frente a la puerta de su oficina en Downing Street, May dijo que era reacia a pedir al Parlamento que apoye su decisión de adelantar las elecciones de 2020, pero que había decidido que era necesario ganar apoyos para los esfuerzos de su Partido Conservador de seguir adelante con la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Algunos se vieron sorprendidos por su decisión - ella ha dicho en repetidas ocasiones que no quiere distraerse en campañas electorales - pero los sondeos de opinión le otorgan un liderazgo fuerte y May se ha enfrentado a la oposición dentro de su propio partido por algunas reformas domésticas.

La libra subió casi medio centavo frente al dólar y la rentabilidad de la deuda soberana británica a 10 años aumentó ligeramente.

"Con reticencia he decidido que el país necesita estas elecciones, pero es con una fuerte convicción que digo que es necesario asegurar un liderazgo fuerte y estable que el país necesita para atravesar el Brexit y seguir adelante", dijo la primera ministra británica.

"Cada voto para los Conservadores supondrá más dificultades para los políticos opositores que quieran frenarme para que lleve a cabo la tarea", dijo.

May está rentabilizando su liderazgo en los sondeos de opinión. El Partido Conservador está 20 puntos por delante del principal partido opositor, el Partido Laborista, una amplia diferencia para un partido que lleva dos años en el poder después de las últimas elecciones parlamentarias.

Los niveles de aprobación de la primera ministra también eclipsan a los del líder laborista Jeremy Corbyn, con un 50 por ciento de los encuestados respondiendo que ella sería la mejor primera ministra. Corbyn solo tiene el 14 por ciento de los apoyos, según un sondeo de YouGov.

Pero antes de celebrar las elecciones, May tiene que ganarse el apoyo de dos tercios del Parlamento en una votación el miércoles. Los laboristas dijeron que votarán a favor de la convocatoria de nuevas elecciones, lo que significa que debería hacerlo posible.

"La decisión a la que se enfrenta el país será sobre el liderazgo", dijo May.

"Será una decisión entre un liderazgo fuerte y estable en el interés nacional conmigo como vuestra primera ministra o una débil e inestable coalición de Gobierno liderada por Jeremy Corbyn, impulsada por los demócratas liberales que quieren reabrir la división del referéndum".

May espera que las elecciones impulsen su escasa mayoría en el Parlamento y le den un nuevo mandato para poner su sello en reformas domésticas en educación y salud, además de reforzar su posición en las negocaciones con la UE que se inciarán en junio.