La postura ‘perder-perder-perder’ de la Fed será positiva para los inversores a corto plazo, según Mohamed El-Erian

La Reserva Federal está estancada bajo la creciente presión de los mercados y del presidente Trump, y todo indica que no está siendo capaz de volver a inflar el crecimiento, al menos de manera significativa.

“Se encuentra en una situación de perder-perder-perder”, dijo Mohamed El-Erian, asesor económico principal de Allianz, en una entrevista concedida a On the Move de Yahoo Finanzas. “No puede quedarse donde está. No puede avanzar, pero tampoco retroceder. Es la ironía de depender demasiado de los bancos centrales”.

Sin embargo, la situación de “perder-perder-perder” de la Fed resulta beneficiosa para todos los inversores, al menos por ahora.

“A muy corto plazo, esto es excelente para los inversores. ¿Con qué frecuencia obtenemos un triplete de altos rendimientos, no solo en los activos de riesgo sino también en los activos de mitigación de riesgos y en los bonos?”, dijo El-Erian.

Sin embargo, no durará mucho, a menos que la economía encuentre “motores genuinos de crecimiento”, dijo. “De lo contrario, encontraremos que la brecha entre los precios de los activos que suben y los valores fundamentales que bajan será demasiado grande”.

Tres cosas tienen que suceder para que eso ocurra, explicó El-Erian. “En primer lugar, deben solucionarse las tensiones comerciales. En segundo lugar, Alemania debe implementar el incentivo fiscal. Y, en tercer lugar, tanto Estados Unidos como Europa deben hacer un esfuerzo por mejorar la infraestructura”.

El-Erian considera que el mercado es demasiado optimista sobre esos tres sucesos.

La Fed ha salvado la economía en el pasado. Recientemente, algunos inversores han argumentado que el banco central ha amortiguado el golpe en la economía estadounidense de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Sin embargo, El-Erian no confía en que la amortiguación sea infinita.

“¿Cómo logran los bancos centrales sus objetivos económicos? Subiendo el precio de los activos. Esperan que el aumento de los precios de los activos nos hagan sentir más ricos”, dijo. “Esto porque a medida que nos sentimos más ricos, gastamos más. Y mientas más gastamos, más invierten las empresas”.

Pero, ¿adivina qué? En realidad, esta estrategia no funciona y antes o después llegan los daños colaterales y las consecuencias no deseadas. Entonces, lo que está sucediendo es básicamente que la Fed está tensionando la cuerda. Sin embargo, la Reserva Federal no puede retroceder porque le preocupa que su retroceso pueda afectar los mercados. Y si afecta a los mercados, puede haber un colapso en la economía”.

El presidente de la Junta de la Reserva Federal, Jerome Powell, se dirige a una mesa redonda durante una visita a la Escuela Primaria Silver Lane, en East Hartford, Connecticut, el lunes 25 de noviembre de 2019. Powell y el presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, recorrieron un vecindario de clase trabajadora en East Hartford y se reunieron con los residentes para conocer mejor sus desafíos. (Foto AP/Steven Senne)
El presidente de la Junta de la Reserva Federal, Jerome Powell, se dirige a una mesa redonda durante una visita a la Escuela Primaria Silver Lane, en East Hartford, Connecticut, el lunes 25 de noviembre de 2019. Powell y el presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, recorrieron un vecindario de clase trabajadora en East Hartford y se reunieron con los residentes para conocer mejor sus desafíos. (Foto AP/Steven Senne)

Por ahora, la Fed ha detenido su búsqueda para inflar los precios de los activos. El presidente de la Fed, Jerome Powell, señaló en un discurso el lunes por la noche que el banco central ha detenido la reducción de las tasas por el momento, y el mercado parece haber recibido el mensaje.

Los futuros sobre fondos federales indican una probabilidad del 96 % de que la Reserva Federal se mantenga firme en su reunión del 11 de diciembre, según la herramienta FedWatch de CME. Al mismo tiempo, el rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años asciende al 1,74 %. De hecho, hace tiempo que se ronda esa tasa: el rendimiento alcanzó un mínimo del 1.51 % a finales de agosto, aunque ya desde julio no se comercializa por encima del 2 %.

Julie Hyman

Qué leer a continuación