El infierno de México con la clave para hallar el paraíso de la paz

Ivon Álvarez
·16  min de lectura
FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL /CUARTOSCURO.COM
FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL /CUARTOSCURO.COM

A poco de terminar la entrevista Saskia Niño de Rivera nos dice “irónicamente yo encontré la libertad estando dentro de la cárcel”, refiriéndose a lo que ha sido su trabajo y su vida desde 2013 cuando fundó Reinserta.

Ése es el nombre de la Fundación que tiene como objetivo primordial tener un México más seguro. Para esta mujer, psicóloga de profesión no puede existir un México en paz si todos volteamos hacia otro lado, si no escuchamos las voces, las historias de quienes llamamos “criminales”.

¿Te han criticado por la aproximación que tienes hacia el tema de las personas en prisión?

“Es muy complicado, el tema de discriminación en cárcel no es un tema que se da cuando empiezas a trabajar en cárcel. Creo que es constante y hay una apatía de la ciudadanía brutal, justificada.

“México es un país donde existe mucha violencia, estamos ya acostumbrados, mal acostumbrados, yo creo, porque lo que sucede es que generamos una coraza para sobrevivir”.

Los números y las experiencias lo dicen vimos con miedo, salimos con miedo...

“Te despiertas en la mañana y si te vas en transporte público tienes que pensar dónde te vas a esconder el dinero, porque las probabilidades de que te asalten son altísimas.

WASHINGTON, DC - APRIL 24: Bozoma Saint John (L) presents Saskia Niño de Rivera with the Leadership in Public Life Award at the 18th annual Vital Voices Global Leadership Awards at The Kennedy Center on April 24, 2019 in Washington, DC. (Photo by Paul Morigi/Getty Images)
Bozoma Saint John (izquierda) presenta a Saskia Niño de Rivera con el Premio al Liderazgo en la Vida Pública en la 18a Entrega Anual de los Vital Voices Global Leadership Awards en el Kennedy Center de Washington, DC en 2019 | (Foto: Paul Morigi / Getty Images)

“Si eres mujer y son las 12 de la noche te la piensas antes de subirte a un taxi y no porque da flojera sino porque piensas me van a violar, me van a matar, me van a desaparecer.

“Lo pensamos constantemente; si eres un empresario que le va bien económicamente y quiere comprarse un coche tiene que meditar si realmente debe hacerlo. Todo el tiempo estamos pensando en los riesgos que implica vivir en México y eso genera que estemos en un estado de alerta constante.

“Y tú no puedes construir paz si estás en un estado de alerta constante, si todos los días están pensando en salvar tu vida.

“México desgraciadamente no cumple con la base del contrato social; no garantiza nuestra seguridad. Entonces no se puede pedir justicia”.

Infografía: Yahoo Noticias
Infografía: Yahoo Noticias

¿El miedo y el odio van de la mano?

“A nosotros lo que nos ha pasado es que cuando hablas de personas privadas de su libertad desde un lugar de reinserción, de oportunidad, no lo toleran, porque se ha generalizado el odio a la gente que ha cometido los delitos. Y un secuestrados es eso, es un secuestrador.

¿Para le gente nunca deja de serlo?

“Y no nada más es un secuestrador, un asesino es un asesino, como si solamente fuese eso. No estoy diciendo que no es gravísimo porque lo es, sin embargo, el poder ver más allá implica reparar, sobre todo con los menores de edad que cometen delitos.

¿Los menores involucrados en delitos es un tema que se ha salido de control?

“A mí me llama la atención cómo les llamamos “delincuentes” a quienes han cometido un delito, sin saber sus historias; alguien que tenía una pistola a los 8 años porque el papá le puso una pistola en la mano o porque le ordenaron o porque lo corrieron de la escuela por la marginación, la pobreza, el abandono, lo que quieras.

Un círculo infinito de violencia...

Sí ¿y dónde está la corresponsabilidad social en esto? Pero cuando lo meten a una comunidad de tratamiento entonces sí a catalogarlo como delincuente. Y sí, pero si no vemos que a los ocho años abusaron de este niño sexualmente, ahí no le estabas diciendo delincuente pero no cumpliste con tus obligaciones elementales señaladas incluso en la ley.

“Te justificas, individual y colectivamente, nos justificamos y me parece fuertísimo”.

Entonces ¿se encontraron con toda esta resistencia como Fundación?

“Creo que es importante que se entienda que el pensamiento divisor, suma cosas negativas y nos resta cosas positivas. Yo sé que es una generalidad en absolutamente todo, pero en el ambiente de la reinserción social nos da gratificación inmediata y justificada.

“Por ejemplo, sale el Partido Verde sale y dice -para sumar puntos-, cadena perpetua a secuestradores. Y aumentaron en 2% su cantidad de votos, o sea, la gente quiere escuchar eso, la gente está hasta la madre, se está alimentando del odio.

Claro vemos cómo la desesperación hace que linchen a un ladrón en la combi y la gente lo celebra en las redes...

“Sí, la gente lo festeja. Yo siempre uso ese caso, porque ¿quién ganó? Ya todos aplaudieron, y todos celebraron, lo hicieron viral, lo compartieron, pero ¿quién ganó?

“Unas personas que lo que hicieron fue un intento de homicidio porque por lo que se ve, no es defensa propia, porque una cosa es luchar por tu vida y otra es decir este cabrón me la va a pagar por todas. Uno de ellos se baja de la combi y se vuelve a subir para reventarlo en la paranoia colectiva absoluta. Y entonces tienes un tipo que se dedicaba a asaltar pero ahora está enojado. Todo esto lejos de sumar nos resta.

Y sí me preguntas ¿qué hubiera hecho? Pues inmovilizo al cabrón entre tres, seguro golpes habrán porque así es, pero lo entregas y te aseguras que termine en la cárcel, haces justicia de la manera institucional.

Infografía: Yahoo Noticias
Infografía: Yahoo Noticias

Pero ahí está el problema la gente no cree en las instituciones que imparten justicia, piensan que lo van a dejar libre y les va a volver a hacer daño.

“Y sí, ese es el problema y es justo a donde voy. Donde estamos parados hoy es contraproducente. Yo entiendo que la gente esté enojada, entiendo que la gente diga no se imparte justicia, no creemos en las instituciones, sí, pero de qué sirve que porque no creas dejes de denunciar.

“Precisamente porque no sirven es que nos tenemos que unir y denunciar, y garantizar y usar las herramientas que tenemos y exigir al gobierno que fortalezca las instituciones.

Cómo pretendemos que de repente haya paz si tenemos un sistema de justicia que no funciona y no funciona también por la misma apatía que nosotros estamos generando.

¿Cómo decirle a la gente que sea persistente en algo que constantemente le niegan?

“La impunidad del sistema también tiene que ver con el olvido que nosotros hemos generado. El 97% de los delitos en México no se denuncian.

Y de los que se denuncian un gran porcentaje sigue impune...

El 50% siguen impunes, pero ahí están los otros. Y tenemos que corregirlo.

En el caso de Reinserta, es lo que están tratando de hacer, acabar con esa impunidad con esa apatía impulsando leyes...

“Sí, una es la Ley de ejecución Penal en materia de reclusión con perspectiva de género”.

NOTA. En 2017, Reinserta impulsó la creación del apartado de maternidad dentro de la Ley de Ejecución Penal, la cual reconoce la existencia y derechos humanos de los niños que nacen y viven en prisión con sus madres.

¿Y supongo que tuvieron que vencer además de la apatía de la que hablas, mucho resentimiento, comenzando con los encargados de los penales, guardias, administrativos?

“Eso tiene que ver con como los tratan a ellos también. Si dignificas el trabajo de los custodios o de la guardia penitenciaria, no tiene porque tener resentimiento hace las personas que “debería cuidar”, lo que pasa es que tienes un penal autogobernado donde te mandan a matar custodios si no caen en temas de meter drogas, celulares, mujeres y lo que quieras”.

Infografía: Yahoo Noticias
Infografía: Yahoo Noticias

Y tienen fama de ser la escuela del crimen en lugar de un lugar de resinserción.

“Claro, y si nos metemos a la base del sistema penitenciario la lógica es, soy un custodio que gano 6-8 mil pesos al mes, tengo que pagar mi propio uniforme, estoy arriesgando la vida, mataron a mi compañero porque no se “alineó”, pues lo normal es que se pregunte ¿por qué voy a dar mi vida por estos cabrones? Cuando al sistema le vale.

“Creo que la base para prevenir la discriminación y combatir la violencia dentro de las cárceles tiene que ver con el empoderamiento y la dignificación del trabajo dentro de los penales, especialmente con la guardia y custodia.

Cuando comenzaron a implementar sus modelos de reinserción, ¿no existía nada parecido, ningún programa? Pues se supone que estos lugares fueron hechos para que los que están ahí aprendan a reincorporarse a la sociedad?

“No, de adolescentes, que es uno de nuestros temas no, porque el dinero que usamos para implementar ese programa fue donado por Estados Unidos, por Iniciativa Mérida. Y es el primer modelo de reinserción social para adolescentes en conflicto con la ley que tienen delitos graves, eso no existía.

Reinserta ha trabajado con alrededor de 180 adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley y su proceso de reinserción.

¿Y el gobierno se suma a estas propuestas y programas o los dejan trabajar solos?

“Pues es que al final les estamos haciendo la chamba. Sí se suman, porque si entramos con un modelo de reinserción ellos ya pueden justificar que se está haciendo algo. Les conviene.

Y justo ahora en pandemia, ya es una población discriminada y hacinada, entonces ¿cómo siguen aplicando sus programas?

“Estamos digitalizando todos los programas y con la esperanza de regresa a la cárcel porque para nosotros es muy importante lo que se hace dentro de prisión.

En 2017 hubo 24 mil homicidios, de acuerdo a su página, en 2019 llegaron a 36 mil, o sea 100 al día más o menos ¿esto afecta la percepción de la gente respecto a lo que se ha logrado, en participar o aportar algo?

“Claro que afecta, aunque nosotros recibimos pocas donaciones del peatón común. Nos vamos sobre gobiernos internacionales y empresas.

“A mí nunca me ha tocado recibir un comentario de discriminación, negativo o que digan que lo hacemos no sirve. Y es que creo que el mexicano es como un sobreviviente, entre más fregados estamos más ganas de salir adelante”.

Infografía: Yahoo Noticias
Infografía: Yahoo Noticias

Parece que estamos acostumbrados, ayudamos cuando pasa algo grave, un terremoto ¿nos gusta el drama?

“Cuando todo está bien, necesitamos drama para salir adelante. Así que en ese sentido no lo hemos visto. Al contrario, entre más inseguridad como que más gente ha querido entrarle a temas de reinserción y de prevención de seguridad.

“Pero ojo, también trabajamos con niños, eso siempre, porque no es lo mismo pedir dinero para adultos que cometieron delitos que para niños que han nacido en cautiverio.

¿Los niños no tienen culpa y los adolescentes siempre se pueden reformar?

“Bueno, la gente está muy enojada. La gente está muy lastimada. Es difícil hablarle del tema”.

Y tocamos el tema de tu libro “Un sicario en cada hijo te dio”, el fenómeno de los niños que son secuestrados para convertirlos en sicarios... ¿estos chicos se pueden rescatar, la gente qué cree?

“Mira, yo lo veo así, el libro ya se fue a su segunda impresión y no he recibido malos comentarios en ese sentido. Porque justo la narrativa es 'déjame te cuento su historia', y tal vez desde ahí puedo fomentar una parte empática.

“Damián que es uno de los personajes, si yo te contara lo que ha tenido que pasar, lo que ha tenido qué hacer. El chavito tiene una cantidad de homicidios, se robaba niños para quitarles los órganos, una cosa realmente muy oscura y muy perversa. Pero si te cuento su historia hasta llegas a sentir empatía y eso es importante porque el cambio en el discurso, hacia la construcción, tiene mucho que ver las cosas desde un lugar distinto.

¿Es más sencillo culparlos, cuando son atajados por el narco porque son pobres?

“Es muy fácil llamarle criminal a una persona, es muy fácil ver a la señora que te está pidiendo dinero y decir 'pinche vieja floja' ´porque no trabajas”. Es lo más individualista, es cómo me justifico para no sentir que soy parte de este problema. Y eso yo creo que nos aleja de la construcción del México en paz”.

Pero por ejemplo, cuando AMLO estaba en campaña y mencionaba este programa de amnistía a secuestradores la gente y los medios se le fueron encima.

“Sí, pero no cambian leyes, que es el instrumento para acompañar esto. Todos regresan a sus lugares de origen, y no hay un solo programa de gobierno para apoyarlos en esos casos se les trata como criminales.

Por eso, pero la propuesta de perdón fue muy criticada, por la gente y por los medios ¿entonces, cómo ayudas a esta población ya súper discriminada y vulnerable?

“Mira, algo que me da esperanza es que creo que los países que tienen este problema se han ido hacia un camino que tiene que ver con fortalecer programas de testigos protegidos, fortalecer programas de construcción de paz, fortalecer programas de desmovilización, creo que eventualmente vamos a llegar a ahí, Colombia lo hizo.

“Y a veces en materia de seguridad pareciera que vamos detrás de ellos, y lo vamos a tener que hacer. Nosotros con los Arellano Félix, con el Mayo Zambada y estos grupos antiguos criminales, pues tenían códigos, no se metían con los niños. Ahora, el cártel de Jalisco y los demás les vale madre, la escalada de violencia parece sin fin y las autoridades van a tener que actuar, así, quieran o no.

¿Se pondrá peor aun?

“Yo creo que este problema va a escalar y lo que vamos a hacer desde Reinserta es prevenir. Y estamos haciendo lo que podemos, pero muchas veces, es bien difícil.

Nos ha tocado, bueno a Damián, por ejemplo, lo trajimos de Tamaulipas porque lo iban a matar, pero cómo puede ser que una organización civil con fondos internacionales se dedique a salvarles la vida.

“Ese es un problema integral, necesitas poder contar con una fiscalía que te apoye, necesitas contar con sistema de protección jurídico que proteja a estos niños, no lo puedes hacer solo.

¿Tú crees que una persona como Damián, como muchos otros que han secuestrado, que han matado que han mutilado, se pueda reinsertar en la sociedad?

“Nosotros tenemos una tasa de 95% de reinserción social, con el modelo que tenemos y trabajamos puros delitos graves. Claro que hay casos perdidos pero más que nada por el consumo de sustancias donde ya hay daño cerebral porque consumen desde una edad muy temprana; desde los 6,7. 8 años”.

¿Qué piensas de otros programas como el de Jóvenes Construyendo el Futuro?

“Yo creo que la intención fue buena, pero tuvo una falla fuertísima, que es que no fue un modelo integral. Es absurdo pensar, que tú puedes trabajar un modelo cambiando la realidad sin hacerlo de manera integral.

“El llegar con una persona en situación de pobreza extrema y decirle yo te voy a dar trabajo, es descalificar por completo el entorno en el que se ha desarrollado. En ese momento igual y no tiene las herramientas educativas, porque justo en el contexto que vive no tuvo acceso a la educación, y el decir solo necesitas trabajo es absurdo.

“Yo esto lo hablé con la secretaria (del Trabajo, Luisa María Alcalde) varias veces, porque querían ayuda sobre reinserción, claro y yo le decía eso está bien, pero a ninguno de los chavos los puedes meter a trabajar mañana, la empresa tiene que entender que ellos tienen que ir a sus terapias, a educarse, no es solo trabajo, porque con eso no te vuelves y una buena persona.

“Hay que apostar mucho más por la salud mental, hay que apostar también por los procesos, la protección y, entonces, ya después hablar de temas laborales y demás. Pero hay que entender su situación, creo que la base del nuevo existencialismo tiene que ver con esa visión, qué necesita esa población, no qué creo yo que necesita y eso se hace a partir de mediciones, de investigación”.

MONTERREY, NUEVO LEÓN, 21SEPTIEMBRE2019.- El Penal del Topo Chico abrió sus puertas en 1943, ubicado al poniente de la ciudad de Monterrey, el cual ha sido escenario de violencia en diversas ocasiones. El motín de 1980 provocó el asesinato del Capitán Alfonso Domene, entonces director del centro penitenciario, así mismo, El Centro de Reinserción Social fue reconocido por uno de los más violentos del país ya que en 2016 un motín entre cárteles rivales que operaban en la ciudad se enfrentaron, causando la muerte de 49 internos. Actualmente el penal cuenta con 2685 personas privadas de su libertad, las cuales serán reubicadas a los CERESOS de Apodaca y Cadereyta, Nuevo León, ya que el próximo 30 de septiembre, el penal del Topo Chico cerrará sus puertas para dar cabida a un centro cultural, archivo del estado, museos, entre otros proyectos.  FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL /CUARTOSCURO.COM
Escena dentro del Penal del Topo Chico en Nuevo Léon, una de las prisiones más violentas de México que fue cerrada a finales de 2019. | FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL /CUARTOSCURO.COM

Ustedes hacen sus propias encuestas dentro de prisiones a nivel federal...

“Sí, todos nuestros modelos están basados en esos resultados. Todos los años publicamos investigaciones. Todo el tiempo”.

“ Y ahora vamos a abrir oficinas en Nuevo León, estamos en la creación de un centro para trabajar temas para trabajar traumas con niños en situaciones críticas”.

¿Cuáles crees que hayan ido hasta el momento los mayores logros de Reinserta?

“No sé, nos podemos ir por los básicos que es la creación de la ley, el modelo de reinserción y demás, pero yo creo que los logros de Reinserta tienen que ver más con el posicionamiento de un tema, la visibilidad del tema y hacer visible a esta población.

“Porque creo que por ahí es por donde más necesitábamos comenzar. No íbamos a lograr nada si lo manteníamos como estaba. Y los modelos de Reinserta tiene que ver con el día a día”.

¿Cómo la gente cuando comenzaste a mover el tema?

“Siempre con esto de que va a estar muy difícil, pero yo sí soy creyente de que los obstáculos te los pones tú. Mucha gente me dice si fue muy difícil, pero yo no lo viví así, tal vez ya como de retrospectiva pues sí, viendo el perfil de secuestradores que hicimos y me dice 'cómo le hiciste' y sí, trabajamos con 800 secuestradores, y sí, si lo miras ahora pues es complicado, pero yo iba en automático, y eso pasa cuando amas mucho lo que haces.

“Recibo mucho apoyo, nada negativo, ahora que hice una entrevista a Diego Santoy, el asesino del Cumbres, habrán dos comentarios malos de 200”.

¿Crees que estás haciendo una labor que le corresponde al gobierno?

“Sin duda, pero, también creo ciegamente en la corresponsabilidad social. La hemos perdido, apuntamos dedos y creemos que eso es suficiente para cambiar al país”.

Finalmente, ¿por qué dedicar tu vida a esto?

“Lo amo, es mi pasión. Desde que me dedico a esto ya no existe la emoción del fin de semana; la emoción de los viernes y la depresión de los domingos. Genuinamente creo en la construcción de un México en paz. Quiero poner mi granito de arena para construirla, y esto me hace muy feliz. Irónicamente yo encontré la libertad estando dentro de la cárcel.

¿No te deprime cuando encuentras casos a los que no les puedes ayudar?

“sí, de momento y luego se convierte en gasolina, un impulso”.

¿Cómo puede ayudar la sociedad?

“Puede mandar correo a voluntariado, al correo: contacto@reinserta.org, es un proceso tardado, porque filtramos muy bien a los voluntarios, pero en la página de internet también viene otras formas de ayudar”.

También debes ver:

EN VIDEO: Enfurece conductor de transporte público y golpea con extintor a quien le reclamó por tirar basura