La lección de futbol sin género que nos han dado las niñas y niños en el Mundial Femenino

Yahoo Deportes

Hace algunos años ver un equipo profesional de mujeres en la pantalla de TV era un poco extraño, saber que tu amiga jugaba futbol quizá aceptable, pero igual la sociedad aún tenía demasiados prejuicios. Incluso, podías escuchar calificativos negativos como de “ah, es una machorra”; por fortuna y por el bien de la equidad de género esto ha cambiado.

Solo basta echar una mirada a postales y nuevas historias que ha dejado la Copa del Mundial Femenino de la FIFA. Por ejemplo, en el primer partido de Cuartos de Final entre Noruega e Inglaterra pudimos ver cómo la hija del famoso futbolista David Beckham, Harper, disfrutaba como una verdadera hincha del encuentro y luego del triunfo de la selección inglesa.

Foto: Jean Catuffe/Getty Images
Foto: Jean Catuffe/Getty Images
Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Hasta pidió tomarse una fotografía con la jugadora profesional Nikita Parris. De hecho fue la propia Victoria Beckham, la mamá de Harper, quien aseguró que su hija estaba muy emocionada de ver a la Selección inglesa así como a Nikita.

La famosa ex Spice Girl aprovechó para desear la mejor de la suerte al equipo inglés.

El mismo Director Técnico de la Selección Inglesa presumió la visita de los Beckham.

Otro ejemplo de cómo el futbol femenil y su visibilidad en los medios masivos ha ayudado a que esta disciplina no sea vista como un campo exclusivo para hombres es la historia que compartió el usuario @thefromthetree, quien aseguró que su hijo de 8 años está enganchadisimo con el Mundial Femenino. “Viendo por las noches los partidos/resúmenes”.

El ilustrador de profesión también asegura que él a su edad no hubiera visto un partido de mujeres. “Sin embargo, tanto él como sus amigos ven el futbol femenino con total naturalidad. Es un cambio de mentalidad a mejor que me flipa”, indicó.

@thefromthetree reconoce que a él aún le cuesta cambiar de chip, pero “mi hijo lo vive de igual a igual: las insulta, se cabrea, las exige, se emociona exactamente igual que en el futbol masculino”.

Agrega que su hijo ve el futbol femenil tan de manera natural que un día que jugaron a futbol, su hijo pidió ser portero y pidió ser Sandra Paños, sí la portera de la Selección Española y del Barcelona.

“Me quedé un poco pillado al principio, pero luego pensé: qué cojones, pero si Sandra Paños mola quintales", reflexionó el padre del niño, quien sin duda ha dado una importante lección sobre la normalización de que el deporte no tiene género.

Muchos usuarios se sumaron a la reflexión sobre la ampliación de los referentes deportivos en niñas y niños.

Qué leer a continuación