La Juventus golea por 3-0 al Barcelona en cuartos de final de Champions

TURÍN, Italia (Reuters) - La Juventus goleó el martes por 3-0 al Barcelona en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, en un emocionante choque en el que el delantero argentino Paulo Dybala marcó dos goles.

El conjunto culé, que en la fase previa tuvo que remontar un 4-0 ante el Paris St Germain, tendrá que repetir la gesta si quiere seguir en el torneo continental.

"Tengo una sensación lamentable. La Juventus fue un equipo muy superior al nuestro, que careció de intensidad. Nuestra primera parte fue nefasta", dijo tras el partido Luis Enrique, entrenador del Barça.

La Juve -que no pierde en casa en una eliminatoria continental hace cuatro años- se adelantó a los 7 minutos, cuando Dybala superó a varios rivales y definió contra uno de los palos tras un pase del colombiano Juan Cuadrado.

A los 21, en la jugada más clara del Barça hasta ese momento, Gianluigi Buffon salvó su portería ante una preciosa definición de Andrés Iniesta tras un gran pase entre líneas de Lionel Messi.

Un minuto después, Dybala amplió la ventaja para la Juve con un zurdazo desde dentro del área.

A los 30, Messi robó el balón a Sami Khedira y se lo pasó a Luis Suárez, quien batió a Buffon. Pero el árbitro anuló la jugada por posición adelantada del delantero uruguayo.

En los minutos finales, Suárez y Gonzalo Higuaín tuvieron una situación clara para cada equipo, pero no pudieron marcar.

El inicio del segundo tiempo mostró a los dos equipos con intenciones ofensivas. Messi e Iniesta pudieron marcar para el Barça, mientras que Higuaín dos veces y Khedira lo perdieron para el local.

Pero a los 55, Giorgio Chielini puso el 3-0 con un cabezazo a la salida de un tiro de esquina superando la marca del argentino Javier Mascherano.

"La Juve es un muy buen equipo y puede pasar que te haga goles, pero nosotros no hicimos las cosas bien (...) Ahora tenemos una eliminatoria muy cuesta arriba", dijo Iniesta tras el partido.

A partir de allí, la Juventus comenzó a replegarse y le cedió el balón al Barca, que estuvo cerca una vez más por intermedio de Suárez pero no le creó grandes problemas a la zaga del conjunto italiano.