Defensa quiere sacar de las calles a los militares fascistas

Asier Martiarena
·3  min de lectura
Un helicóptero del ejército español aterriza el 20 de julio de 2002 en el islote de Perejil. EFE
Un helicóptero del ejército español aterriza el 20 de julio de 2002 en el islote de Perejil. EFE

Un chat de militares con evidentes tintes políticos -en el que se fantasea con "fusilar a 26 millones de españoles"-, y un vídeo con soldados realizando el saludo nazi -al son de acordes fascistas-, en apenas diez días parecen haber alertado, por fin, de la peligrosa deriva ideológica de una parte de las Fuerzas Armadas españolas.

Tras los timoratos reproches políticos de la pasada semana en donde PP y Cs guardaron inicialmente un clamoroso silencio, el traslado de los hechos a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha provocado la apertura de una investigación. Un movimiento fundamentado por el propio Ministerio Fiscal en que "se trata de manifestaciones totalmente contrarias al orden constitucional haciendo alusiones veladas a un pronunciamiento militar".

Hasta la fecha, comportamientos de este tipo se resolvían de manera interna. Pero, como explica la Fiscalía en una nota, en el chat figuraban mensajes de altos mandos del ejército retirados. Es decir, que ya no están aforados, de ahí que el tema se esté investigando en la justicia ordinaria en donde se "practicarán las diligencias que considere oportunas para el esclarecimiento de los hechos".

De hecho, en el Gobierno ponen el foco en los dos casos conocidos últimamente. Si bien puede parecer más grave el primero ya que se trata de altos mandos vitoreando la posibilidad de acabar con la vida de los españoles que no piensen como ellos, el segundo no le anda a la zaga. Porque se trata de militares en servicio. De los que cualquiera de los españoles se podría cruzar en los próximos días en las calles si el Gobierno vuelve a desplegar a las Fuerzas Armadas para luchar contra la tercera ola.

Concretamente se trata de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) del Ejército de Tierra en Paracuellos del Jarama, en Madrid. Y varios de sus integrantes, cantan y bailan al son de 'Primavera', una canción de la banda neonazi Estirpe Imperial. La originalidad no es el fuerte de la banda ya que, como desvela La Marea, se trata de una "versión de la Katiusha rusa, adaptada por los soldados españoles durante su participación en la Segunda Guerra Mundial a las órdenes del III Reich".

Este vídeo, nuevo para el gran público, data de hace varios meses. Y el Ejército de Tierra asegura que ya sancionó a sus protagonistas. Pero esas multas o castigos se antojan poco eficaces a la vista del incremento de la apología del fascismo que se está dando en el cuerpo. Incluidos entre soldados en activo.

A expensas de las sanciones internas y de lo que pueda dictaminar la Justicia, el Ministerio de Defensa debería aplicar más mano dura. Y tiene un magnífico ejemplo en lo que ha ocurrido en Alemania en donde a las autoridades no les ha temblado el pulso para, directamente, disolver parte de su unidad militar de élite tras comprobarse el vínculo de algunos miembros con ambientes de la extrema derecha.

En vídeo | Fuentes teñidas de rojo contra el fascismo el día del aniversario de la muerte de Franco

Más historias que te pueden interesar: