La franqueza de Conte

Yahoo Deportes International

Antonio Conte no se fue por las ramas luego de que su equipo fuera superado ampliamente el domingo por el Manchester United.

En una muestra de sensatez rara en el fútbol de hoy, y sin escabullir culpas, el entrenador del Chelsea no señaló individualmente a jugadores, ni se escudó en el árbitro, ni muchos terminó culpando a la prensa por el mal desempeño de su equipo.

“No jugamos un buen partido y United mereció ganar”, dijo. “Ellos mostraron más deseo, más ambición y más motivación. Es muy simple. Pero en este caso la culpa es del entrenador porque significa que no fue capaz de inspirar la motivación adecuada, la ambición justa de ganar”.

El Chelsea de Antonio Conte ha mostrado una curva de descenso en un mes definitivo por la lucha del título.

Estas declaraciones hasta se pueden interpretar como un acto de buena fe, al tratarse de José Mourinho el hombre quien indirectamente resultara siendo el alabado por las declaraciones de Conte.

Sí, precisamente Mourinho, experto en culpar a jugadores, árbitros y prensa por los descalabros de su equipo, y quien el mes pasado tuviera fuertes enfrentamientos desde la línea de cal con Conte en el partido donde Chelsea eliminó al United de la FA Cup.

El hombre cuyo equipo “mostró más deseo, ambición y motivación”. No se ahorró palabras el DT italiano para resumir perfectamente la superioridad del rival en un día donde todo le falló.

Estuvo tan desarticulado el Chelsea que en los 90 minutos no registró ningún remate a portería, algo que no le ocurría desde 2007 cuando, irónicamente, lo venció el United, en ese entonces dirigido por Alex Ferguson.

Esta es apenas la tercera vez en liga esta temporada que el Chelsea se va de un partido sin anotar goles. Las tres veces que ocurrió, perdió: ante Arsenal en septiembre (fecha 6), Tottenham en enero (fecha 20) y el domingo ante el United (fecha 33).

Ahora el Tottenham, el equipo con mejor racha en la Premier (siete victorias en siete partidos), le respira de cerca a tan solo cuatro puntos y con seis fechas por jugar (18 puntos en disputa).

“Tenemos que pensar que hay seis finales a partir de ahora hasta al final. La liga está abierta y tenemos una posibilidad de 50 por ciento de ganarla”, dijo Conte. “No será fácil porque creo que el Tottenham ahora es el mejor equipo y están en una gran forma y tienen mucho entusiasmo. Están sintiendo la posibilidad de hacer historia”.

Antonio Conte y José Mourinho se han enfrentado tres veces esta temporada, dos veces por liga y una por FA Cup.

La preocupación de Conte con los Spurs tiene asidero, pues no solo estas últimas victorias logradas son la carta de presentación de los dirigidos por el argentino Mauricio Pochettino: también son el equipo con la vaya menos vencida con 22 goles en contra y el segundo más goleador con 68 tantos, detrás del Liverpool (69) que tiene un partido jugado de más.

Y si a eso le sumamos que Tottenham está en su tercer año con Pochettino, casi con la misma plantilla y bajo la misma idea de juego, la amenaza de los del Norte de Londres es real.

“La presión es normal”, sostiene Conte. “Prefiero jugar así por el título que no pelear por el título y estar calmado. Somos suertudos de tener esa presión”.

El sábado Chelsea jugará contra su inmediato perseguidor en las semifinales de la FA Cup.

Y a pesar de tratarse de otra competición, será una buena puesta a prueba para saber si el declive del Chelsea tras perder dos partidos de sus últimos cuatro es nomás pasajera o empieza a ser algo permanente.

También te puede interesar:

Pogba se defiende de las críticas

Ross Barkley es agredido en un bar de Merseyside

Chelsea, la nueva novia de Isco