La felicidad se compra

Cuando todo parecía perfecto, el juego, los goles, los triunfos, el Real Madrid en penumbras, la defensa casi perfecta, los cambios definiendo partidos, Paulinho, el gran Paulinho. Llegó el primer contratiempo serio; se lesionó Dembélé.

Una ausencia compleja

The forward tore his hamstring in his first La Liga start for Barca but his former team-mate believes he will settle well

La ausencia del ‘Mosquito’ al parecer hasta enero, Dembélé dice que serán solo dos meses; compromete de manera seria el excelente inicio de temporada de los blaugranas, y si bien los títulos se definen en abril y mayo, no menos cierto es que todos los partidos suman, o restan, y el Barcelona no puede darse el lujo de parpadear, porque Atlético de Madrid, Sevilla y Real Madrid no van a desaprovechar la oportunidad.

Hay varios problemas para el Barcelona, el Atlético sumará a su ya excelente plantilla, dos internacionales de marca mayor; Diego Costa y Vitolo. El Real Madrid seguramente comprará un goleador de peso; y el peor de todos los problemas es que Deulofeu no fue, no es y no será el jugador que alguna vez La Masía proyectó.

Sin un recambio de altos kilates para el ataque del Barcelona, sin un suplente de lujo, para ese titular -Deulofeu- sin la calidad necesaria, el panorama se antoja complejo para Valverde. La solución? salir de compras en enero.

A comprar

LaLiga: Dembele’s absence offers Deulofeu the chance to finally shine for Barcelona

Para bien o para mal el Barcelona no pudo incorporar un fichaje de alta calidad en el mercado de verano, y si bien el mercado de invierno es complicado, porque entre otras cosas, los jugadores ‘grandes’ ya han jugado Champions League con sus clubes y quedan inhabilitados para hacerlo con otro equipo; no menos cierto es que siempre van a existir jugadores de calidad, a menor precio que en junio y julio, que puedan cumplir con la tarea de ser un reemplazante de alto nivel para Dembélé.

Tengo clara la siguiente pregunta, qué puede hacer el Barcelona hasta enero, sin Dembélé y sin refuerzos?

La pregunta del millón

Es una respuesta compleja, solo queda hacer una de dos opciones; jugársela con Deulofeu, darle la última oportunidad de brillar a la altura del Barcelona, opción que veo lejana. La otra opción es variar el dibujo táctico usual y apuntarle a jugar con Messi y Suárez adelante, incluso, solo con Suárez como delantero definido, y con Messi como falso nueve.

El técnico del Barcelona ha elogiado al astro argentino tras una nueva exhibición: “Se acaban las palabras, es extraordinario”

Yo me la jugaría con Ter Stegen, Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Busquets, Paulinho, Iniesta, Rakitic, Messi, Suárez. Un 4-4-1-1, que por momentos puede fácilmente convertirse en un 4-3-2-1, siempre con caída constante de los laterales por las bandas y con desprendimiento dinámico de volantes cayendo a posiciones muertas.

Veremos…