Quiénes son los LeBarón, la familia mormona cuya masacre conmociona a México

Nueve miembros de la familia mormona LeBarón, reconocida en el norte de México por plantarle cara al crimen organizado, fueron asesinados en Chihuahua en lo que se supone una emboscada o fuego cruzado de grupos criminales.

Tres mujeres y seis niños perdieron la vida en el brutal ataque ocurrido cuando la familia se trasladaba de la comunidad mormona de La Mora, en el municipio de Galeana, en Chihuahua, hacia Bavispe, en el estado de Sonora.

Perdieron la vida Rhonita Miller LeBarón; Christina Lagford y Dawna Langford Ray, además de seis pequeños, entre ellos dos mellizos de apenas ocho meses de nacidos.

Familia de Rhonita Miller/ Foto tomada de la página de GoFundMe creada para ayudar a las familias con los gastos tras la tragedia.
Familia de Rhonita Miller/ Foto tomada de la página de GoFundMe creada para ayudar a las familias con los gastos tras la tragedia.

¿Cómo llegaron a México?

La comunidad LeBarón se ubica en el noroeste del estado de Chihuahua, en el municipio de Galeana, Ascensión y Nuevo Casas Grandes. Es parte de una rama fundamentalista de los mormones fundada en 1942 por Alma Dayer LeBarón, que llegó a México en 1955.

Años antes se había separado de la iglesia mormona -ahora conocida como Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con 14 millones de fieles en todo el mundo- por su apego a prácticas como la poligamia, que la iglesia suspendió en 1890.

A su llegada al norte del país, donde se asentaron, Joel LeBarón y Ervil LeBarón fundaron la iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos. Pero la iglesia se escindió por peleas entre ambos hermanos. En 1972, Ervil ordenó el asesinato de Joel, y desató un baño de sangre que se extendió hasta fines de la década del 80, incluso en Estados Unidos.

Ervil LeBaron. (AP Photo)
Ervil LeBaron. (AP Photo)

Ervil fue condenado por el crimen tanto en EEUU como en México. Las autoridades mexicanas lo entregaron al FBI en 1979 y desde la cárcel ordenó decenas de asesinatos antes de su muerte dos años después, según el testimonio en 2017 de una de sus 50 hijas, Anna. Se le llegó a conocer como el “Charles Manson mormón”.

En México, los descendientes de ambas ramas prosperaron económicamente. Hablan inglés y la mayoría son ciudadanos estadounidenses que cruzan con frecuencia los límites fronterizos de ambas naciones. También practican la poligamia.

La familia es reconocida además por su incursión en la política y su respaldo a los campesinos. Es una de las más influyentes en el norte del país, en el estado de Chihuahua, además de ser reconocida por su laboriosidad, y su prosperidad en negocios como la ganadería, el comercio y la agricultura. Justamente por ser una comunidad rica a menudo ha sido blanco de ataques de grupos criminales.

El actual representante de la comunidad es Joel LeBarón, quien cuenta con protección especial del gobierno federal.

La comunidad LeBarón es considerada parte fundamental y motor de la economía en la región noroeste de México, aunque en la última década ha sufrido las consecuencias de la inseguridad, misma que los ha golpeado con secuestros y asesinato de varios de sus miembros.

En 2009, esa comunidad fue el centro de atención de todo México y el mundo cuando Erick LeBarón, de 17 años, fue secuestrado y más tarde liberado por la presión pública de la familia que optó por manifestarse públicamente y no pagar el rescate de un millón de dólares.

Lamentablemente, en julio de ese mismo año, Benjamín LeBarón, hermano de Erick, y Luis Widmar Stubss, fueron secuestrados y asesinados por un grupo delictivo que dejó un mensaje señalando que el detonante del doble homicidio era su activismo contra la violencia y la inseguridad.

Julián LeBarón, hermano de Benjamín, se convirtió en un activista contra el crimen a raíz de la tragedia. Como miembro del Movimiento por la Paz y Justicia y Dignidad, recorrió el país durante el gobierno de Felipe Calderón. Es una figura muy conocida en México y estuvo en la escena de la masacre, revelando detalles escalofriantes a la prensa mexicana, como que una niña muerte estaba “totalmente descompuesta por los balazos”.

Julián LeBarón/ FOTO: PATRICIA MORALES/CUARTOSCURO.COM
Julián LeBarón/ FOTO: PATRICIA MORALES/CUARTOSCURO.COM

A causa de los numerosos ataques y amenazas, la comunidad había sugerido la creación de una policía civil local.

De acuerdo con la prensa mexicana, en 2018 la familia tuvo fuertes confrontaciones con el gremio de propietarios de tierra, que protestó por la escasez de agua que afectaba sus comunidades. El gremio acusaba a la comunidad LeBarón de conducir agua de otros poblados para el riego y cuidado de sus árboles.

Combo de fotografías que muestra uno de los vehículos atacados por un grupo armado y donde viajaban familias entre ellas varios niños, en La Mora (México). EFE/ Str MÁXIMA CALIDAD DISPONIBLE
Combo de fotografías que muestra uno de los vehículos atacados por un grupo armado y donde viajaban familias entre ellas varios niños, en La Mora (México). EFE/ Str MÁXIMA CALIDAD DISPONIBLE

Un crimen atroz

Hasta ahora se sabe por Julián LeBarón, y las declaraciones de otros miembros de la familia a los medios mexicanos, que las mujeres y niños asesinados viajaban en tres vehículos distintos. Según la versión oficial de la tragedia, dos de las mujeres iban a visitar a la familia en la ciudad de Chihuahua, y la otra recogería a su esposo en el aeropuerto de Phoenix, Arizona.

LEER | Así se salvaron los niños mormones de la masacre en Sonora

El secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, ha dicho que “el convoy pudo ser atacado por una confusión de grupos antagónicos que se disputan la plaza”.

Lafe Langford Jr, miembro de la familia mormona asesinada, compartió en sus redes sociales un video del auto calcinado:

ATENCIÓN: El video puede herir su sensibilidad

“Hemos estado pidiendo a las embajadas estadounidenses en México todo el día... Necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero pueda presenciar los terribles actos inhumanos y brutales que se han cometido contra nosotros hoy”, dijo además en el comentario que acompaña el video del auto calcinado, donde murieron una mujer y cuatro niños.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó en su cuenta de Twitter que, a través de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz en Sonora, se movilizó a las autoridades para dar seguimiento a las denuncias por el asesinato de nueve integrantes de la familia LeBarón.

Según el fiscal general, César Peniche Espejel, ya hay un operativo por parte de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), para llevar a cabo la investigación de la matanza que conmociona hoy a México.


Qué leer a continuación