La economía de la eurozona rebota en el segundo trimestre con crecimiento sólido

Por Jonathan Cable
La economía de la eurozona comenzó el segundo trimestre con un crecimiento fuerte y sostenible, según un sondeo que mostró que las empresas incrementaron su actividad al nivel más rápido en seis años, al tiempo que los nuevos pedidos permanecieron robustos. En esta imagen de archivo, un cajero devuelve cambio en un comercio de Olching en 2011. REUTERS/Michaela Rehle

Por Jonathan Cable

LONDRES (Reuters) - La economía de la eurozona comenzó el segundo trimestre con un crecimiento fuerte y sostenible, según un sondeo que mostró que las empresas incrementaron su actividad al nivel más rápido en seis años, al tiempo que los nuevos pedidos permanecieron robustos.

El Índice Compuesto de Gerentes de Compra Avanzado de IHS Markit, considerado una buena guía para el crecimiento, subió a 56,7 desde 56,4 en marzo, su lectura más alta desde abril de 2011. Un dato superior a 50 indica crecimiento.

Esa cifra iguala la previsión más optimista de un sondeo de Reuters que de media pronosticó una caída a 56,3.

"La fuerza del crecimiento en el primer trimestre nos sorprendió y este dato es incluso mejor. Es un crecimiento de base muy amplia", dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

"Hay una buena previsión para el año, pareciera como si el repunte tuviera piernas. Con números como estos, la gente va a empezar a elevar sus previsiones", añadió.

Williamson dijo que los últimos datos del PMI, si se mantenían, apuntaban a un crecimiento económico en el segundo trimestre del 0,7 por ciento, bastante por encima de la previsión del 0,4 por ciento pronosticado en un sondeo de Reuters el jueves.

Las muestras de que la economía va camino de un crecimiento sostenible, junto con las presiones inflacionistas, serán bien recibidas por quienes elaboran las políticas en el Banco Central Europeo, que llevan años con dificultades para lograr ambos, pese a la política monetaria ultraflexible.

Sugiriendo que la recuperación continuará, un subíndice que mide las empresas nuevas cayó únicamente a 55,8 desde el máximo de seis años de marzo, situado en 56,2.

Las firmas del sector servicios, dominante en el bloque, incrementaron su actividad más rápido este mes, con su PMI subiendo a a56,2 desde 56,0, máximo de seis años. Este dato se sitúa bastante por encima de todas las previsiones de un sondeo de Reuters, donde la media predijo que no habría cambios.

Para cumplir con la creciente demanda, e indicando la confianza para los próximos meses, la contratación siguió siendo fuerte. El índice de empleo se mantuvo en el 54,4, su nivel más alto desde noviembre de 2007.

Las fábricas tuvieron también un buen comienzo del trimestre - el PMI manufacturero subió a máximos de seis años a 56,8 desde 56,2, superando todas las estimaciones de un sondeo de Reuters. Un índice que mide la producción llegó a 58,0 desde 57,5, el nivel más alto desde abril de 2011.

La producción futura, que evalúa lo que las fábricas creen que producirán, ascendió a 66,9 desde 66,6. Esa cifra coincide con la lectura más alta del subíndice, que comenzó en julio de 2012, lograda en enero.