La drástica transformación de Verónica Gallardo con la que volvió a Televisa

Yahoo Vida y Estilo

Antes de que se estrenara 'Ventaneando' hace 24 años, en la radio ya existía un semillero de talentos conducido por Maxine Woodside, pues su programa 'Todo para la mujer' catapultó a la fama a muchos de sus colaboradores como Fabián Lavalle, Juan José Origel, Alfredo Gudinni y Verónica Gallardo, quien apareció esta semana en el programa 'Hoy' casi irreconocible.

Verónica Gallardo. Foto: MezcalEnt
Verónica Gallardo. Foto: MezcalEnt

Y es que la periodista de espectáculos que se consagró como conductora de televisión con el programa 'La Oreja', es ejemplo de que la perseverancia tiene buenos resultados, y se puede confirmar con la figura que se le vio durante su estancia en varias secciones del matutino de Televisa.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Gallardo participó en algunas dinámicas junto a Galilea Montijo y Andrea Legarreta, y como todos estaban de pie y guardando la distancia recomendada para evitar contagios por el COVID-19, se pudo notar que la imagen con la que identificábamos a Verónica ya no corresponde a la que presume en la actualidad.

Con piernas delgadas y estilizadas, 'Verito', como se le acostumbra llamar de cariño, arrasó en el programa al que asiste semanalmente para participar en una mesa de debate junto a otros expertos de la información de espectáculos, como Juan José Origel.

Se trata de parte de su regreso a Televisa después de haberse ido a buscar trabajo en otras cadenas televisivas. Desde mediados del año pasado volvió para colaborar en el programa 'El cielo y el infierno' del canal de paga TLNovelas, donde también comparte espacio con otros periodistas como Fabián Lavalle, Gilberto Ballera y Matilde Obregón.

Pero la transformación de Verónica Gallardo no fue cuestión del paso del tiempo ni algo fortuito, sino que fue el resultado de su disciplina al seguir una dieta y un sistema que le ayudó a quemar grasa. Durante dos años se sometió al sistema proteinado con el que bajó 18 kilos en dos etapas. "La primera bajé 12 y la segunda, seis. Siempre fui gorda, bueno, de niña era delgadita, pero de adolescente empecé con estos problemas de peso, subía y bajaba, me metía a miles de doctores, me empastillé, hice todas las dietas, bajaba de peso y luego otra vez subía. Cuando muere mi papá llegué a mi peso máximo que eran 94 kilos, pero volví a bajar, pero nunca había un bajón más allá de los 70 kilos", comentó en un video para promover a su doctor Hernán Fraga.

"Hay algo muy chistoso, hay personas que no me reconocen. Hay personas que no me han visto en años, muchos son actores que llevan años sin verme y no me reconocen. El otro día me encontré a Héctor Bonilla y se siguió derecho hasta que le dije que no me saludó", relató al contar que siempre la llenan de halagos cuando finalmente la reconocen.

"Entonces, tanto te dicen que te ves muy bien que no quieres volver a subir de peso, tendrías que ser muy torpe si lo vuelves a hacer", dijo Verónica, a quien el público recuerda más por su trabajo en 'La Oreja'. "Eso fue hace 30 kilos, a mis compañeros los amo, Pepillo y yo nos conocemos hace mucho tiempo, él tiene un humor muy negro y yo no me dejo, nos hablábamos y parecía que nos estábamos peleando, pero no, así nos llevamos, igual que con Fabián Lavalle", contó Gallardo al recordar el programa donde trabajó durante siete años.

'La Oreja' fue tan exitosa que en una época lograron superar a 'Ventaneando' en niveles de audiencia, por lo que la periodista no se explica por qué Televisa decidió terminarla. "Es una pregunta que me hago, ¿por qué cuando tienes algo que va muy bien lo deshaces? Pero eso ya no te pertenece a ti, sino a las cabezas, quién sabe qué les pica, no entiendo. A veces creo que hay ejecutivos que manejan sus posiciones conforme a 'me caes bien'. Desgraciadamente de repente un programa que estaba en pleno éxito lo deshacen, y entra otro que nunca le llegó a los talones [se llamó ‘NXclusiva’]. Solo me dijeron que se acababa 'La Oreja', y pues ya, next", comentó en una entrevista con Multimedios.

En su búsqueda por encontrar trabajo llegó a la extinta Cadena 3, donde compartió reflectores con el periodista Gustavo Adolfo Infante en el programa 'No lo cuentes'. Pero en un giro inesperado del destino, hasta terminó como titular del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del municipio de Nogales, Veracruz, con actos públicos que incluían la entrega de juguetes por motivo del Día de Reyes Magos.

Pero la televisión y el chisme parecieran ser lo suyo, por lo que volvió a un programa similar a 'La Oreja', pero con su amigo Fabián Lavalle. Sin embargo, fue despedida de 'La Cuchara' en medio de rumores de que hacía brujería en los camerinos de la empresa, situación que ella siempre negó. Irónicamente, cuando debutó en teatro, lo hizo en la obra 'Mi bruja madre', que se presentaba en el centro fundado por Lola Cortés Teatro en Corto.

La actuación no era algo ajeno a Gallardo, pues antes de saltar a la fama participó en algunas películas del cine mexicano y hasta en la telenovela 'Marisol' con Erika Buenfil, en los años 90. Incluso enfrentó en el programa 'La Parodia' a Miguel Galván, quien provocaba risas con su caracterización de la conductora y con la que se burlaban de su forma de hablar. Y es que aunque nunca ha destacado, como otros colegas, por criticar o hacerse de pleitos con los famosos, Verónica se hizo fama por sus constantes errores al hablar, confundirse de nombres y problemas de dicción.

Sin embargo, eso la ha hecho única y quizá por eso el público la mantiene vigente a cada paso que da en su carrera periodística, que incluye una columna en el diario ‘La Crónica’, llamada 'Para Oreja', una evidente alusión al programa de televisión por el que siempre se le recordará.

Qué leer a continuación