Ludopatía: la doble moral del fútbol profesional

Yahoo Deportes
Foto: The Telegraph.
Foto: The Telegraph.

A nadie se le escapa que el deporte es un canal más que válido para hacer el bien social. El fútbol profesional, en su capacidad de deporte rey, mueve mareas de seguidores de ciudad en ciudad, logrando crear una afición que acaba arraigando en las personas a veces más que los sentimientos políticos o, incluso, religiosos.

Por eso los clubes profesionales tienen la responsabilidad de manejarse como espejos públicos de lo que queremos ser como sociedad. De ahí que estas entidades, más allá de que de unas décadas a esta parte aspiren a convertirse en grandes empresas o -peor aún- en partidos políticos, deban mantener unos valores de los que suelen hablar mucho pero que luego quizás no acaben de demostrar de manera tan rotunda.

El Sevilla luce la plataforma de juego online Playtika (Foto: Goal.com)
El Sevilla luce la plataforma de juego online Playtika (Foto: Goal.com)

Uno de los hechos que más rechinan desde este punto de vista es el de los cuestionables sponsors con los que aceptan trabajar algunos equipos. No se trata de señalar con el dedo a alguno en concreto, pero sobra decir que en la Liga española, una gran mayoría, desde Real Madrid y Barcelona, pasando por Sevilla o Mallorca, se han visto expuestos a esta muestra alarmante de doble moral que llega a ser muy difícil de explicar.

El Sevilla, por ejemplo, cuenta con un sponsor de póquer online en su camiseta esta temporada, una recreación que en 2015 en España se estimaba que había bajado la media de edad de sus participantes en 10 años, poniendo el rango mayoritario -de manera alarmanete- entre los 18 y 25 años. En aquel entonces, se estimaba que la población española se gastaba el equivalente al 2.5% del PIB del país en apuestas, mientras que -en comparación- el gobierno invertía menos del 1% en universidades públicas.

En la imagen de archivo, un jugador online apuesta con un teléfono móvil (REUTERS/Akintunde Akinleye)
En la imagen de archivo, un jugador online apuesta con un teléfono móvil (REUTERS/Akintunde Akinleye)

El nivel de adicción al juego va en aumento, con muchos de los jugadores empleando su tiempo y dinero en apuestas deportivas, las cuales crecieron en 2016 en España en un 28% del dinero invertido (y mayoritariamente perdido) con respecto al año anterior.

Estas mismas casas de apuestas se pueden ver engalanando las camisetas o las vallas publicitarias de muchos de los equipos y estadios de la liga española semana tras semana, lo que de alguna manera legitimiza, e incluso ayuda en el proceso de afiliación, en los ojos de los aficionados a estos equipos –quizás en mayor medida en el de los más jóvenes.

Por eso causa gracia que luego se pregonen ideales como el “señorío” o “los valors” de este o aquel equipo. Incluso parece irónico que a través de sus fundaciones estos clubes dediquen también parte de sus ingresos a diferente proyectos de obra social, cuando por otra parte están mordiendo ellos primero la fruta prohibida.

Síguenos en nuestra nueva cuenta de Instagram @YahooDeportes para disfrutar de más contenido original

También te puede interesar:

Marco Asensio debe aprovechar su oportunidad

Lopetegui no sigue la estela de Zidane

El Real Madrid se entrega al juego

Qué leer a continuación