La crueldad y la tortura contra los animales son ya un delito federal en EEUU

La crueldad contra los animales se ha convertido en un delito federal en Estados Unidos luego de que entró en vigor una nueva legislación, denominada Preventing Animal Cruelty and Torture Act (PACT, Ley contra la crueldad y la tortura a los animales).

Esa nueva norma se logró con amplio apoyo de ambos partidos en el Congreso, algo que no es precisamente común en el actual clima de polarización política, y fue firmada por el presidente Donald Trump este lunes 25 de noviembre.

La ley PACT, de acuerdo a la radio pública NPR, tipifica como delito federal los actos intencionales de aplastamiento, quema, ahogamiento, sofocación, empalamiento y otros daños serios contra mamíferos no humanos, aves, reptiles y anfibios. También prohíbe los videos en los que se muestra la crueldad contra los animales.

Defensores de los derechos de los animales de la organización PETA protestan, con el muñeco de un caballo, contra lo que consideran prácticas de crueldad contra los equinos que arrastran carruajes en Nueva York. (Reuters)
Defensores de los derechos de los animales de la organización PETA protestan, con el muñeco de un caballo, contra lo que consideran prácticas de crueldad contra los equinos que arrastran carruajes en Nueva York. (Reuters)

“Aprobar esta legislación es una gran victoria en el esfuerzo de detener la crueldad contra los animales y hacer más seguras las comunidades”, dijo a la televisora ABC el senador republicano Pat Toomey, quien junto al senador demócrata Richard Blumenthal promovió esa ley en la Cámara Alta.

Y añadió que quienes cometen crueldad contra los animales son más susceptibles de cometer violencia contra los seres humanos por lo que, en ese contexto, la protección de los animales es también una medida que protege a la sociedad.

Esa conexión es avalada, de acuerdo a NPR, por la Asociación Nacional de Alguaciles y Fraternidad de Policías, entidades que agrupan a oficiales del orden en Estados Unidos.

Una legislación federal previa, aprobada en 2010, había hecho ilegal producir y distribuir videos de crueldad contra los animales, pero la norma PACT ahora criminaliza también el hecho mismo de torturarlos.

Aunque ya existían leyes similares en algunos estados, el establecimiento de una norma federal de aplicación en todo Estados Unidos ha sido celebrado por los defensores de los animales.

Al respecto, la presidente de la organización protectora de los animales Humane Society, Kitty Block, dijo en un comunicado que “la ley PACT es una declaración de los valores estadounidenses. Los animales merecen protección al más alto nivel… La aprobación de esta medida por el Congreso y el presidente marca una nueva era en la codificación de la bondad a los animales en la ley federal. Por décadas, una ley nacional de protección animal era un sueño para los protectores de animales. Hoy se ha hecho realidad”.

Otras organizaciones que defienden los derechos de los animales, como PETA y ASPCA, también han expresado su respaldo a la ley PACT.

El presidente Donald Trump muestra su firma con la que se promulgó la ley federal PACT contra la crueldad a los animales. (AP Photo/Patrick Semansky)
El presidente Donald Trump muestra su firma con la que se promulgó la ley federal PACT contra la crueldad a los animales. (AP Photo/Patrick Semansky)

Con todo, no todos aplauden esa legislación. Por ejemplo, el grupo Protect the Harvest rechaza esa norma por considerar que su lenguaje es demasiado vago y podría criminalizar prácticas de manejo de animales, sobre todo en la ganadería y la avicultura, que esa organización no considera que constituyen crueldad y que serían necesarias para esas actividades de crianza e incluso para la protección de los propios animales.

Por ejemplo, dice que la ley PACT podría criminalizar la marcación de animales al entenderla como una quema y señala otras prácticas usuales que podrían ser entendidas como delitos bajo la nueva norma pero que, según Protect the Harvest no serían crueldad en sí.

Sea como sea, la ley ha sido aprobada y en general bien recibida a escala nacional. Y establece multas y hasta siete años de cárcel, o ambos, a quien la viole.

“No podemos cambiar los horrores que han resistido los animales en el pasado, pero podemos abatir esos crímenes para que no continúen. Es un día para celebrar”, dijo Sara Amundson, también de Humane Society.

Qué leer a continuación