La conga de dos chimpancés del zoo de Missouri podría desvelar el origen del baile

Durante muchos años, los visitantes del zoo de Saint Louis, en Missouri, Estados Unidos, han sido testigos de la estrecha relación existente entre dos hembras de chimpancé, Holly y Bahkahri.

Ambas caminaban y se balanceaban juntas de lado a lado de manera sincronizada, lo que parecía una conga espontánea. Un comportamiento muy similar al de los humanos y que podría desvelar el origen de la danza.

La conga de Holly y Bahkahri, dos chimpancés del zoo de Missouri, podría desvelar el origen del baile. (Crédito: Youtube/Zannimals)
La conga de Holly y Bahkahri, dos chimpancés del zoo de Missouri, podría desvelar el origen del baile. (Crédito: Youtube/Zannimals)

Así lo explica un estudio elaborado recientemente por investigadores europeos publicado por Scientific Reports que concluye que se trata de una rutina o ritual establecido entre los dos animales.

Los investigadores analizaron varios vídeos de la pareja tomados entre 2011 y 2015 y descartaron que Holly y Bahkahri fueran entrenadas por sus cuidadores para realizar estos movimientos, ya que el zoo de St. Louis eliminó la costumbre de adiestrar a los animales por diversión en los años 80.

Dos Chimpancés del zoo de Saint Louis caminan y se balancean juntas de lado a lado de manera sincronizada desde que eran pequeñas. (Crédito: Youtube/Zannimals)
Dos Chimpancés del zoo de Saint Louis caminan y se balancean juntas de lado a lado de manera sincronizada desde que eran pequeñas. (Crédito: Youtube/Zannimals)

Según los científicos, estos dos ejemplares “exhibían unos andares regulares y sincronizados demostrando que mantenían un ritmo articular. Cada vez que un individuo aceleraba o ralentizaba el ritmo, su pareja lo igualaba”.

“Nuestros análisis muestran un primer caso de arrastre espontáneo de todo el cuerpo entre dos pares de simios, lo que proporciona evidencia empírica tentativa de filogenias de la danza humana”, añade el estudio.

Es por ello que estos expertos argumentan que hay pruebas para pensar que este descubrimiento podría servir para establecer una nueva teoría sobre cómo los humanos empezaron a bailar por primera vez.

En este sentido, indican que es muy probable que el origen de la danza se remonte a un largo proceso que ni siquiera incluía música y que sirviese para aliviar el estrés.

También te puede interesar:

Qué leer a continuación