El coronavirus no se cura con cloro (MMS): es una teoría conspirativa aberrante y puede ser letal

Yahoo Noticias

Los promotores de teorías conspirativas y suposiciones erradas y distorsionadas pululan en las redes sociales y muchos son los que las creen y, en algunos casos, las promueven y lucran con ellas.

Pero una noción, de suyo aberrante, se ha difundido ampliamente entre los seguidores de las teorías conspirativas de ultraderecha denominadas ‘QAnon’, que postulan que existe una complot en las entrañas del gobierno estadounidense en contra de Donald Trump y quienes lo apoyan.

Contener y tratar el coronavirus requiere servicios médicos y opciones avanzadas. Ninguna 'solución mineral' previene o cura su infección. (AP)
Contener y tratar el coronavirus requiere servicios médicos y opciones avanzadas. Ninguna 'solución mineral' previene o cura su infección. (AP)

Las redes sociales son foco de la actividad de las teorías de QAnon, pero una de ellas, que ha ganado tracción recientemente ante el ominoso brote de coronavirus en China y otros lugares, afirma errada y peligrosamente que beber cloro es una protección o una cura contra la enfermedad provocada por ese microorganismo.

De acuerdo al relato de The Daily Beast, promotores de QAnon anuncian una sustancia denominada ‘Solución Mineral Milagrosa’ (Miracle Mineral Solution o MMS) como una panacea capaz de curar o prevenir multitud de enfermedades y condiciones, desde el autismo al cáncer, del sida a la diabetes y, ahora, también la infección por coronavirus.

Pero las autoridades de la Administración de Alimentos y Medicamentos advierten que la MMS no es sino un “cloro peligroso” que si es ingerido puede provocar desde vómito y severa irritación hasta falla hepática aguda. Ese cloro líquido es en realidad un veneno si es ingerido, pero varios promotores de QAnon lo recomiendan con intensidad en redes sociales.

El MMS, se narra en The Daily Beast, se convierte en dióxido de cloro al contacto con ácido cítrico como el del jugo de limón y ha sido difundido y vendido con amplitud en Sudamérica.

De acuerdo a un reportaje de la BBC de 2015, esa ‘Solución Mineral Milagrosa’ se ofrece en Sudamérica, por ejemplo en Chile. Y una organización que se denomina Iglesia Génesis II Cura y Sanación, que opera en México y otros países, promociona y facilita el uso del MMS, a la que atribuye capacidades singulares de sanación.

Esa supuesta iglesia vende en 45 dólares un kit de MMS y afirma que esa sustancia mata el coronavirus y cualquier otro virus si se esparce sobre la boca de la persona dos veces al día.

Una solución de cloro ciertamente mata microorganismos pero es singularmente abrasiva y genera lesiones y daños mayores, que pueden ser muy nocivos y hasta letales, a quien la ingiera o consuma.

Y en realidad las autoridades de salud tanto de Estados Unidos como de Canadá, España y otros países han alertado sobre el peligro de ingerir esa sustancia y sobre el equívoco de que resulte curativa, pues no existe evidencia de que el MMS tenga propiedades médicas.

Al parecer, de acuerdo al citado portal, en el entorno de QAnon se cree que el coronavirus es creación de las fuerzas oscuras que combaten a Trump y sus seguidores de derecha radical y ante ello una forma de evitar contraerlo o de curarlo es consumir MMS. Pero aunque se trata de una falsedad, al parecer hay personas que, intoxicadas ideológicamente o desesperadas por hallar un tratamiento a sus padecimientos, caen en el engaño, consumen esa sustancia y, así, se someten a riesgos y daños adicionales graves.

Seguidores de Donald Trump y de la teorías conspirativas QAnon en un mitin del presidente de EEUU en Pennsylvania. (Getty Images)
Seguidores de Donald Trump y de la teorías conspirativas QAnon en un mitin del presidente de EEUU en Pennsylvania. (Getty Images)

Quienes lucran con esa credulidad o desesperación estarían usando, se afirma, el temor ante el coronavirus para vender MMS, como lo han hecho aludiendo a otros males.

En realidad, para prevenir el contagio del coronavirus, y en general de los microorganismos patógenos, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades recomienda lavarse frecuentemente y ampliamente las manos con agua y jabón, recurrir a productos de higiene basados en al menos 60% de alcohol (como los desinfectantes de manos), evitar tocarse los ojos, nariz o boca con manos no lavadas, evitar el contacto con personas enfermas, quedarse en casa si se encuentra enfermo, cubrirse la boca con un pañuelo al toser o estornudar (y luego tirar a la basura el pañuelo) y limpiar y desinfectar con frecuencia los objetos y superficies con las que está en contacto frecuente.

Y si una persona cree que pudo haber sido expuesta al coronavirus, por ejemplo por haber estado en contacto reciente con personas provenientes de las zonas de China donde se registra el brote más intenso del coronavirus, se recomienda acudir al médico a la brevedad.

Actualmente no hay ni vacuna ni fármaco específico para tratar el coronavirus, si bien la atención médica oportuna y amplia para dar soporte a las funciones vitales de los enfermos es clave para su supervivencia y recuperación.

Qué leer a continuación