López y Conway ponen al Toyota #7 en la pole para Bahréin

Gary Watkins
·2  min de lectura

El piloto argentino y el británico del Toyota TS050 Hybrid #7 terminaron con más de siete décimas de ventaja sobre Brendon Hartley y Kazuki Nakajima, pilotos del Toyota TS050 Hybrid #8, en la batalla por la pole position para la carrera de ocho horas del sábado.

Conway dio una vuelta en 1m40.114s para mejorar los 1m41.252s de Hartley por más de un segundo en la primera salida a pista, mientras que luego "Pechito" López giró en 1m41s381 contra la vuelta de 1m41s744 de Nakajima.

Eso significó que el Toyota #7, ganador de la pole, terminó con un promedio de 1m40.747s contra el de 1m41.498s del coche #8.

La diferencia entre los dos autos es mayor que los 0.54s que lleva el Toyota #8 bajo el sistema de hándicap de performance de la clase LMP1 para este evento.

United Autosports, por su parte, se hizo con la pole de la clase LMP2 justo al final de la sesión de prototipos.

Paul di Resta era el más rápido después de las primeras salidas en el Oreca-Gibson 07 del equipo con 1m46.768s y luego Phil Hanson parecía haber hecho lo suficiente para que el United consiguiera la cuarta pole de la temporada con 1m47.356s

Pero el tiempo de Hanson fue borrado por exceder los límites de la pista, lo que significaba que tenía que dar otra vuelta.

Luego hizo un tiempo de 1m48.112s, que fue suficiente para darle a United la pole por casi ocho décimas sobre el Jackie Chan DC Racing Oreca clasificado por Will Stevens y Gabriel Aubry.

Stevens había sido tercero después de las primeras salidas con 1m47.537s antes de que Aubry, con un mejor tiempo de 1m48.939s, les subiera una posición.

El Signatech Alpine Oreca de Pierre Ragues y Thomas Laurent fue tercero en su clase con un promedio de 1m48.470s.

El mexicano Roberto González, compartiendo el su coche del equipo JOTA con Antonio Félix da Costa, se ubicó en el cuarto lugar por delante del Racing Team Nederland Oreca en el que Nyck de Vries había sido segundo al inicio.

Nicki Thiim y Marco Sorensen, líderes del campeonato en GTE Pro, consiguieron la pole en el último suspiro para Aston Martin por delante de Porsche, en tanto que la Ferrari de Miguel Molina, compartiendo volante con Davide Rigon, ocupó la quinta posición.

En la división GTE Am lo mejor quedó en poder de Ross Gunn y Paul Dalla Lana con Aston Martin tras un promedio de vuelta de 1m58.356s..