La segunda línea: cómo juegan los equipos que pueden pelearle a River, Boca y Racing la Liga Profesional

Christian Leblebidjian
·5  min de lectura

El viernes próximo comenzará la Liga Profesional. Después de tantos meses con la pelota sin rodar, el fixture ofrecerá un certamen único (de transición) con algunos condicionantes. River, Boca y Racing tendrán sus focos apuntados a ganar la Copa Libertadores, la gran obsesión. Independiente está en formación y también compartirá su atención con la Copa Sudamericana. San Lorenzo aparece como una incógnita.

Y si bien no habrá descensos, hay otros clubes que -saben de movida- que su prioridad seguirá siendo sumar puntos para no agarrarlos desprevenidos cuando regresen a valer los promedios. El primer partido será Gimnasia-Patronato, el viernes 30 de octubre a las 19, por la Zona 6; y ese mismo día, a las 21.10, se medirán Talleres y Newell's, por la Zona 4.

Los refuerzos N° 1: los arqueros, los principales protagonistas en un mercado de pases austero del fútbol argentino

En este contexto, emergen tres equipos que, por preparación, continuidad, refuerzos y la conducción de sus entrenadores, pueden no solo sacarle una ventaja al resto, sino también amenazar las candidaturas de los más poderosos, aún de aquellos que (por circunstancias del destino) puedan quedar eliminados tempranamente de la Libertadores o la Sudamericana. ¿Qué equipos de la segunda línea podrían atreverse a pelear bien arriba?

El Lanús de Zubeldía

Si bien mantuvo a José Sand (40 años), el líder del equipo es el entrenador granate, que -pese a la salida de varios futbolistas-, se las arregló para fomentar todavía más el trabajo colectivo de las inferiores. Un dato que refleja esto es que, si se toma como referencia la lista que presentó Lanús para disputar la segunda etapa de la Sudamericana (el martes recibirá a San Pablo), aparece que 33 de los 46 jugadores son surgidos de sus divisiones menores.

José Sand, un goleador que a los 40 años se mantiene vigente en Lanús
Fuente: LA NACION - Crédito: jayo

Y para cada puesto titular, dentro de su esquema habitual del 4-3-3, Luis Zubeldía tiene un posible reemplazante. Por ejemplo, ante una lesión muscular de Lautaro Acosta (otro de los referentes del plantel), el DT cuenta con Franco Orozco, otro wing diestro que habitualmente suele ubicar por la izquierda y es picante, encarador. Les hizo goles a San Lorenzo y Gimnasia. No por nada lo apodan 'Lauchita'. Luego, el otro extremo titular está Pedro de la Vega, que hasta fue capitán en los amistosos de preparación que no pudo jugar Sand.

El equipo que tiene en mente Zubeldía aparece con Lucas Acosta; Di Plácido, Burdisso o Thaller, N'Dong y Bernabei; Facundo Pérez, Belmonte y Vera; Pepo, Sand y Acosta.

La ruta al Maracaná: qué tienen River, Boca y Racing como para jugar otra final de Copa Libertadores

"Es un grupo muy bueno, un plantel que mezcla experiencia y juventud. Fue bueno sumar minutos, jugar amistosos. La idea de Zubeldía es clara, es una continuidad de lo que ya veníamos haciendo y nos sentimos bien no solo por los resultados, sino también por los rendimientos", comentó De la Vega. A Pepo le atajaron un penal ante Vélez, pero hizo goles y aportó asistencias. Luego de un tiempo llevándolo como recambio, será una de las piezas estables del ataque.

El Vélez de Pellegrino

Hace varios meses que asumió en Vélez, pero Mauricio Pellegrino tuvo poco tiempo en el campo de juego. De todas formas, el reemplazante de Gabriel Heinze logró rápidamente darle su fisonomía al equipo. Jugando con el esquema 4-2-3-1 o 4-3-3, sus jugadores incorporaron rápido el plan táctico.

Dentro del equipo que proyecta titular, aparecen Alexander Domínguez; Guidara, Emiliano Amor, Luis Abram y Francisco Ortega; Gago, Facundo Cáseres y Mancuello; Mainero, Juan Martín Lucero y Janson.

Thiago Almada es titular y modificaría el dibujo al 4-2-3-1 (saldría Mancuello), pero no se sabe si llegará al partido con Peñarol de entresemana por la Sudamericana por una molestia muscular. Y una vez que se ponga bien Ricardo Centurión (recién vuelve de una lesión), se especula que Longaniza lo pondrá de arranque. Cristian Tarragona, un N° 9 con muy buenos movimientos y diagonales que llegó de Patronato, también entrará en la discusión por integrar el equipo ideal.

"El mejor entrenamiento fueron estos amistosos. Más que nada porque estamos en la transición de un nuevo comienzo, producto del cambio de entrenador y jugadores nuevos que van llegando. Estamos con muchas ganas de competir. Los equipos necesitan en su estructura jugadores de experiencia. Pero también tenemos que defender el ADN de nuestro club con sangre joven de la cantera", fue el análisis de Pellegrino.

El Newell's de Kudelka

El equipo cerró su preparación con un triunfo ante Colón 2-1, con goles de Sebastián Palacios; descontó la Pulga Rodríguez. No fueron de la partida Ignacio Scocco, la flamante incorporación, y el volante Julián Fernández, pero ambos estarán en el debut ante Talleres. En la cabeza de Frank Kudelka aparecen estos titulares en el esquema 4-3-3: Alan Aguerre; Gabrielli, Fontanini, Gentiletti y Bíttolo; Pablo Pérez (otro ex que regresó, con experiencia y jerarquía), Julián Fernández y Aníbal Moreno; Palacios, Scocco y Maxi Rodríguez.

Las claves de Marcelo Gallardo para seguir reciclando a River sin perder competitividad ni identidad

Tendrá, desde la continuidad del DT y las presencias de Pablo Pérez, Scocco, Formica y Maxi Rodríguez, identidad garantizada, sentido de pertenencia. Pero -sobre todas las cosas- buena técnica para la elaboración del juego, cambio de ritmo y definición. De los nombrados, hasta los centrales Fontanini y Gentiletti son capaces de convertir goles, de cabeza, mediante una pelota parada.

En la pretemporada ganó tres amistosos (ante River, Sarmiento y Unión) y empató dos (ante Rafaela y Unión). "Estoy contento por haber renovado el contrato con Newell's, de poder continuar este camino. Pretendemos armar un equipo que sea protagonista, que nos permita pelear. Y estoy entusiasmado en que lo podamos cumplir", dijo Kudelka.

Tres ilusiones, tres equipos que confían en sus refuerzos y preparación. Y que no temen en darle pelea en la Copa de la Liga Profesional a River, Boca y Racing.