El límite de gastos en la F1, un desafío de dónde recortar e invertir

Roberto Chinchero
·4  min de lectura

A partir del 4 de enero, fecha en la que se reanudaron las actividades laborales en las oficinas de los equipos de Fórmula 1, las escuderías entraron oficialmente en el reglamento del tope presupuestario. Cada gasto tendrá que ser evaluado cuidadosamente para no correr el riesgo de superar el límite de 145 millones de dólares establecido por el reglamento de la FIA como máximo posible para completar la temporada 2020.

Este es un paso histórico para la Fórmula 1, que nunca antes había adoptado un sistema de regulación de gastos, pero es una revolución que afectará a menos de la mitad de los equipos de la parrilla de salida.

El límite presupuestario tendrá un impacto significativo solo en una parte de los competidores, respetando su propósito básico, que es limitar la brecha de gastos entre los equipos presentes en el Campeonato del Mundo, con la esperanza de que esto también ofrezca un rendimiento más cercano.

Para cinco equipos, el límite presupuestario es transparente

Pero, ¿cuáles son los equipos que se han visto obligados a revisar por completo los organigramas y los programas de trabajo? Los equipos implicados, aunque de forma menos impactante según el caso, son cinco: Mercedes, Red Bull, Ferrari, McLaren y Renault.

Uno de los primeros temas que pasó por la lupa para cumplir con el tope de gastos fue el relativo al personal. Las estimaciones de personal en los últimos dos años indican que Ferrari y Mercedes son los equipos con más empleados (950), seguidos de Red Bull (860), McLaren (760) y Renault (625). Obviamente, el número no es una variable en sí en cuestión, sino el costo total referente al “personal”.

Los tres primeros equipos están restructurando la plantilla (se rumora una reducción de entre 150 a 200 personas), recorte que no ha escatimado ni siquiera a figuras experimentadas que se han ido a otros programas por sueldos medios o altos.

También hay rumores de recortes hechos por McLaren (que por motivos internos ligados a una reducción presupuestaria ya había minimizado la plantilla hace un año) y Renault, pero se trata de apenas 50 a 80 personas por escudería. Como exige el reglamento, los sueldos de los tres altos directivos de cada equipo (es decir, los tres sueldos más altos) y los costes logísticos son ajenos al tope presupuestario.

El truco es saber gastar

Pero todo continúa sin ningún cambio en el grupo de equipos que han operado hasta 2020 con presupuestos que nunca han alcanzado el límite fijado por el tope.

Cuando el año pasado se aprobó finalmente el reglamento que fijaba límites de gasto, algunos equipos sonrieron no solo por las limitaciones a las que se verán sometidos los mejores, sino también por la conciencia de las dificultades que se encuentran cuando es necesario identificar los términos de rendimiento rentables y en los cuales invertir.

“Es un ejercicio que conocemos muy bien”, subrayó el director del equipo Racing Point, Otmar Szafnauer, “no es fácil entender dónde vale la pena invertir. Nosotros llevamos muchos años en los que para nosotros el límite no lo imponía el reglamento, sino el presupuesto que teníamos disponible, pero en realidad el objetivo era el mismo: identificar las áreas en las que la inversión garantiza el mayor beneficio”.

Para Aston Martin, Alpha Tauri, Haas, Williams y Alfa Romeo el límite de presupuesto no supone ningún cambio, y seguirán con el sistema de trabajo habitual. No se puede descartar que Aston Martin pueda llegar a tener un presupuesto más alto que en el pasado, pero será cuestión de evaluar dónde y cómo invertir, y no de recortar actividades en la empresa.

También lee:

Fórmula 1 niega plan secreto de vacunación contra la COVID-19 Pérez a Racing Point y Stroll: me dieron coche para mostrar mi talento Grosjean muestra en redes sociales el estado de sus manos Acuerdo del GP de Sao Paulo con F1 choca con un obstáculo legal

Cuidado con las numerosas excepciones

Sin embargo, no debemos confundir el límite presupuestario con la cantidad que los equipos realmente gastarán en general en la temporada 2021. En cualquier caso, los mejores equipos presupuestarán una cifra que alcanzará los 250 millones, debido a costos no sujetos al reglamento.

Además de los salarios de los tres altos directivos y los costos de logística (mencionados anteriormente) están los salarios de los pilotos, los costos de las unidades de potencia, los costos de marketing, de administración de las oficinas y su mantenimiento (incluidas las extensiones), gastos legales (incluidas las sanciones por rupturas contractuales con un límite de 6 millones), leasing, pago de superlicencias (incluidas multas) y también bonificaciones de fin de año, con un límite del 20% sobre los salarios anuales.

Como siempre ocurre en la Fórmula 1 (generalmente en el frente técnico) será interesante evaluar la tendencia de la temporada 2021 para entender si incluso en el reglamento financiero habrá alguien capaz de identificar una zona gris.

Sobre el papel, todo parece claro y detallado, pero no hay que subestimar las habilidades de interpretación de quienes trabajan en la Fórmula 1, especialmente cuando hay muchas excepciones que no están sujetas a restricciones.

También lee:

La F1 descarta retrasar el cambio de reglas de 2022 Cuándo y dónde será la pretemporada para la F1 2021 Aston Martin: Vettel puede ayudar a sacar lo mejor de Stroll