Por qué Kun Agüero no entró en los planes de Guardiola en el histórico triunfo ante Real Madrid

Claudio Mauri
lanacion.com

Al goleador histórico de Manchester City le tocó ver desde el banco de los suplentes uno de los triunfos más significativos en la existencia centenaria del club. Sergio Agüero fue testigo externo de la remontada en el último cuarto de hora para el 2-1 a Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Para entender lo que representa la victoria para el City, no hay que perder de vista que su mejor actuación en la Champions League son unas semifinales, y que en la tabla histórica de la competencia ocupa el puesto 44º. En el ámbito internacional solo obtuvo la desaparecida Recopa. Y que su vencido fue nada menos que el club más ganador de la Champions, con 13 títulos.

Agüero no entró dentro de la planificación que hizo Pep Guardiola de la ida de los octavos de final. La apuesta le salió bien al director técnico, que durante casi 75 minutos prescindió de un centro-delantero. Fue titular Gabriel Jesus, un Nº 9 natural, pero ocupó una función que Agüero no podría haber asumido por características e implicación táctica. El brasileño tenía la orden de recostarse sobre la izquierda, tapar la salida de Carvajal y retroceder hasta campo propio. Se comprometió con una misión sacrificada, que lo alejaba del gol, si bien en el primer tiempo , entrando desde la izquierda hacia adentro, tuvo una ocasión que le atajó Courtois.

El gol de Gabriel Jesus

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Qué leer a continuación