El “Kiricocho” de Haaland ante Sevilla: el insólito cruce por un maleficio que creó Bilardo

·2  min de lectura
Erling Haaland festeja su gol de penal frente al arquero rival Yassine Bounou durante el partido que disputan el Borussia Dortmund y el Sevilla FC por la copa UEFA Champions League
Ina Fassbender / AFP

El duelo entre Borussia Dortmund y Sevilla por los octavos de final de la Champions League y la clasificación de los alemanes quedó en segundo plano por la aparición del mítico “Kiricocho” que intercambiaron el arquero marroquí Bonou y el artillero noruego Erling Haaland.

Es que antes de los primeros diez minutos del segundo tiempo el caos, las cábalas y las mufas coparon el partido.

Erling Haaland festeja la apertura del marcador junto a sus compañeros durante el partido que disputan el Borussia Dortmund y el Sevilla FC por la copa UEFA Champions League
Bernd Thissen/Pool via AP


Erling Haaland festeja la apertura del marcador junto a sus compañeros durante el partido que disputan el Borussia Dortmund y el Sevilla FC por la copa UEFA Champions League (Bernd Thissen/Pool via AP/)

Con el VAR como protagonista. Primero, le anuló un tanto al propio Haaland en una acción en la que no dio la impresión de haber falta del delantero en su apilada en el área y, en la misma revisión al costado del campo, el juez cobró un penal por una sujeción al centrodelantero en una jugada previa.

Accidente en vivo en ESPN Colombia: una pantalla gigante aplastó a un periodista

La primera ejecución fue atajada por Yassine “Bono” Bounou, que además tapó el remate en el rebote. Pero desde el sistema de video arbitraje alertaron que el arquero se había adelantado. Haaland fue otra vez, volvió a frenarse antes del remate y apuntó al mismo lugar, pero esta vez la pelota se metió junto al palo y el noruego se ganó una tarjeta amarilla por haberle gritado el gol al marroquí, que le había dicho algo al desviarle la definición invalidada y que estuvo muy cerca de frustrarle el segundo disparo. Era el 2-0 para Dortmund y el inicio de un leve tumulto, con Ocampos y Acuña reprochándole esa actitud al escandinavo.

Carlos Bilardo recibió la vacuna contra el coronavirus y sigue sin saber sobre la muerte de Diego Maradona

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero, ¿Qué pasó realmente? Además de lo visto por todos, el festejo de Haaland en el rostro de Bonou, el noruego, sin saber qué significa, le gritó “Kiricocho” al marroquí para que no ataje el penal que convirtió.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La razón: en la primera ejecución del penal, que el espigado noruego falla, fue el arquero y algún compañero quienes se lo gritaron para que falle desde los doce pasos. El pretendido por los grandes de Europa se tomó revancha.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La historia de la palabra “mágica” o “maldita” tiene su origen en el fútbol argentino, más precisamente, en el Estudiantes de Carlos Salvador Bilardo.

Kiricocho” llegó hace rato a Europa, pero ahora se hizo famoso gracias al silencio de los estadios vacíos por la pandemia del Covid 19.