Dos K4 viajan a Tokio para esperar a los tripulantes que lucharán por el oro

·1  min de lectura

Madrid, 20 may (EFE).- Uno, desde Portugal; otro, desde Hungría: dos flamantes K4 con los apellidos Craviotto, Walz, Arévalo y Germade en la cubierta viajan ya en sendos contenedores en dirección a Tokio, donde los recogerá dentro de dos meses el cuarteto español que peleará por el oro olímpico en el canal Sea Forest de Odaiba.

El primer K4 se envió hace dos semanas desde la fábrica de la empresa Nelo en Vila de Conde, localidad situada en el área metropolitana de Oporto (Portugal).

El otro lo envió el fabricante a Asturias para que los subcampeones del mundo lo probasen e hiciesen los ajustes necesarios. Desde allí se trasladó en un remolque hasta Szeged (Hungría), donde los cuatro españoles se adjudicaron la Copa del Mundo el pasado fin de semana.

Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, el equipo olímpico que se eligió tras un difícil proceso selectivo, dieron una golpe de autoridad en aguas húngaras, en la que será su última competición antes de los Juegos.

Tras esta victoria en el K4 500, la embarcación se guardó en un contenedor y emprendió viaje rumbo a Tokio, indicaron fuentes de la Federación Española.

Las dos piraguas se recogerán en Tokio para hacer una preparación en otra ciudad japonesa unos días antes de los Juegos, siempre que la pandemia lo permita.

Craviotto, que ya tiene cuatro medallas olímpicas, será uno de los abanderados del equipo olímpico español junto a la nadadora Mireia Belmonte.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.