"Falla burocrática" puso en peligro amistoso Brasil-Inglaterra en el Maracaná

Una "falla burocrática" de la gobernación de Rio de Janeiro puso en peligro el jueves el amistoso de este domingo entre Brasil e Inglaterra en el Maracaná, luego que un tribunal suspendiera partido por considerar que el estadio no presentaba seguridad suficientes para el público.

La decisión fue tomada a final de la tarde del jueves y revocada en horas de la noche, luego de que la gobernación, propietaria del estadio, demostrara que toda las inspecciones estaban en regla.

"La juez de guardia del tribunal de Rio de Janeiro revocó el fallo que suspendía el juego Brasil-Inglaterra el 2 de junio en el Maracaná", indicó un comunicado.

El gobierno apeló el fallo y presentó "la inspección de la Policía Militar que comprueba el cumplimiento de todas las reglas de seguridad en el Maracaná".

"El informe no había sido entregado a la Suderj (Superintendencia de Deportes del estado de Rio de Janeiro) por una falla burocrática", reiteró.

La jueza había hecho lugar a una solicitud de la fiscalía que indicaba que hasta el momento no había pruebas de que el estadio cumplía "los requisitos mínimos necesarios para la realización de juegos o eventos".

"La decisión no tiene sentido", estimó la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). "El departamento jurídico dice que todos los laudos necesarios fueron emitidos y serán enviados a la jueza", añadió.

El Maracaná, sede de la final de la Copa Confederaciones y del Mundial-2014, recibirá una multitud de 74.000 personas el domingo en lo que será la segunda prueba del estadio, tras su reapertura el pasado 27 de abril, luego de una millonaria reforma de dos años y medio.

"El estadio está 100% listo para recibir al ciudadano brasileño y listo para la Copa Confederaciones", dijo el secretario del Deportes del estado de Rio, André Lazaroni, a radio Tupi.

Las selecciones de Brasil e Inglaterra están concentradas y entrenando en Rio de Janeiro de cara al juego.

Gary Neville, exjugador del Manchester United y auxiliar del entrenador Roy Hodgson, reaccionó con sorpresa a la noticia.

"¿Este juego? ¿El del domingo? Jugaremos en la playa entonces", dijo riendo en una rueda de prensa.

El Maracaná está bajo control de la FIFA para la Copa Confederaciones, pero las obras en los alrededores continúan y presentan atrasos.

El jueves, cientos de obreros trabajaban alrededor del estadio, tratando de avanzar lo más posible en los pendientes.

En el recurso de la fiscalía se destaca la existencia de "materiales peligrosos", como piedras, pedazos de acera y restos de las obras que podían ser utilizados como armas en un tumulto o pelea entre hinchas.

El estadio reabrió sus puertas el 27 de abril después de ser sometido a una profunda renovación que alteró su aspecto interno casi por completo y que costó casi 600 millones de dólares, el doble de lo presupuestado inicialmente.

Se cambió todo: gramado, redes, arcos, vestuarios, sistema de audio y video -con cuatro nuevas pantallas- e iluminación.

El Maracaná, considerado la catedral del fútbol mundial, es célebre por la final de la Copa Mundial de 1950, cuando Uruguay venció a la anfitriona Brasil, un hecho que se conoce como el 'Maracanazo'.

El ícono del fútbol brasileño ya había pasado por algunas reformas que redujeron su capacidad de 200.000 a 82.238 espectadores. Actualmente, la capacidad es de 78.639.

El primer partido de la Confederaciones en Rio de Janeiro lo disputan México e Italia el 16 de junio.

Una "falla burocrática" de la gobernación de Rio de Janeiro puso en peligro el jueves el amistoso de este domingo entre Brasil e Inglaterra en el Maracaná, luego que un tribunal suspendiera partido por considerar que el estadio no presentaba seguridad suficientes para el público.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK