Julio César Chávez Jr quiere pelear de nuevo

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 22 (EL UNIVERSAL).- Todos los que pensaban que la pelea que abandonó en el quinto round el viernes pasado sería la última en la carrera profesional de Julio César Chávez Jr, se equivocaron.

"El Hijo de la leyenda" planea pelear en marzo tras recuperarse de la cirugía de nariz a la que fue sometido luego de fracturarse en el pleito ante Daniel Jacobs. El boxeador, que en febrero cumplirá 34 años, aun piensa que no es tiempo de despedirse de los encordados a pesar de que sus dos más recientes batallas de importancia, culminaron con derrotas.

"Fue una fractura y cuatro microfracturas, más 10 puntos de sutura; en seis semanas puedo entrenar. Siento que estaba luchando bien, estaba ganando la pelea, Jacobs tenía miedo de mi fuerza y cuando comenzaba a entrar, él usaba su hombro sobre mí, usaba sus codos, me cortaba con un codo y comencé a sangraba mucho, no podía ver con ese ojo y luego me golpeó con el hombro en la nariz.

"No he visto el incidente, pero creo que fue así, y luego se produjo un choque de cabezas que explotó en mi nariz y no pude sacar aire", indicó Chávez Jr.

El sinaloense abandonó el combate antes del sexto episodio lo que encendió el ánimo de los seguidores que en su mayoría fueron a apoyarlo en Phoenix.

Chávez Jr. ha tenido una historia de problemas previos al combate. Fue suspendido en Nevada por negarse a tomar una prueba de drogas, lo que obligó al promotor Eddie Hearn a trasladar la pelea a Arizona. Luego, Chávez no pudo establecer el límite de peso súper mediano de 168 y el peso del contrato subió a 173.

Qué leer a continuación