Julián Montoya, capitán de los Pumas: un nuevo modelo de liderazgo para una nueva era en la selección

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Julián Montoya, en el entrenamiento de los Pumas
VillarPress

Una nueva era en los Pumas comienza con la asunción de Julián Montoya como capitán. El proceso que inició Mario Ledesma en 2018 sufrió un nuevo sismo con el affaire de los tweets, que le costó la capitanía a Pablo Matera. El nuevo portador de la cinta asume con un perfil más bajo y un liderazgo basado en el ejemplo de la acción antes que las palabras.

El estreno de la capitanía se producirá en el partido de pasado mañana, ante Rumania, en Bucarest, primer partido de la ventana internacional de julio que continuará con otros dos más exigentes ante Gales en el Millennium de Cardiff. La gira marcará el reencuentro del seleccionado luego de más de seis meses. La última vez había sido a fines de 2020 en el Tri-Nations en Australia, donde los Pumas derrotaron por primera vez a los All Blacks y vivieron una de las crisis internas más resonantes cuando se divulgaron tweets racistas de tres de sus jugadores, incluido Pablo Matera, lo que le costó la capitanía.

Julian Montoya es tackleado por Jake Gordon durante el partido que disputan Los Pumas vs. los Wallabies en Sidney, Australia.
David Gray / AFP


Julian Montoya es tackleado por Jake Gordon durante un partido entre Los Pumas y los Wallabies en Sydney (David Gray / AFP/)

Montoya es de la misma generación que Matera y ocupa el mismo puesto que el capitán anterior, Agustín Creevy, pero se diferencia de ambos en que es un hombre de pocas palabras y un carisma que, hasta aquí, no se entrevió más que en la fiereza a la hora de jugar. Será una nueva forma de liderazgo para una nueva era que tiene como corolario el Mundial de Francia 2023.

La elección del hooker surgido de Newman puede haber sorprendido a la comunidad rugbística pero no a quienes lo conocen desde sus inicios.

Una postal inolvidable, la tarde del histórico triunfo frente a los All Blacks.
Prensa UAR


Una postal inolvidable, la tarde del histórico triunfo frente a los All Blacks. (Prensa UAR/)

“Marcaba el camino más con el ejemplo que desde las palabras. Nunca fue capitán de la camada, pero siempre fue un líder positivo”, recuerda Lucas Degrossi, ex compañero suyo en las juveniles del Bordó. “Era muy disciplinado, responsable, ordenado, puntual, iba a todos los entrenamientos... eso lo marcó. Nos íbamos de vacaciones y él no venía porque se quedaba entrenando. Le ponía toda la garra para llegar y fue como un proceso natural hasta que se le dio la oportunidad.”

Matías Nicholson, otro de sus amigos de la 93 de Newman, tiene una perspectiva similar: “Lo que lo destacó siempre del resto fue su actitud fuera de la cancha. Es la persona más humilde y sacrificada que conozco. No conozco persona que haya luchado tanto para lograr un objetivo. Desde M15 que es así. En la pandemia, cuando se podía, venía al jardín de casa para correr y tirar el line todos los días a las 7 de la mañana. Siempre fue líder. Primero con su presencia y con su ejemplo, siendo el primero en todo: juego, entrenamiento y respeto. Y, de más grande, con las palabras justas.”

Try y festejo de Montoya junto a Santiago Carreras, en el Mundial 2019 de Japón, contra Francia
Cameron Spencer


Try y festejo de Montoya junto a Santiago Carreras, en el Mundial 2019 de Japón, contra Francia (Cameron Spencer/)

Bernardo Urdaneta cumplió un rol importante en su formación cuando lo entrenó en los Pumitas. El scouting, recuerda el tucumano, fue curioso. Por recomendación de un colega fue a observar a un “fullback petisito impresionante” a un partido del M17 del seleccionado de Buenos Aires. Era Santiago Cordero, aunque en ese partido no se destacó. En cambio, Urdaneta quedó obnubilado con un “hooker grandote, potente y dinámico”, que fue inmediatamente convocado.

Montoya se perdió el Mundial Juvenil 2012 por una lesión, donde estuvieron Matera, Cordero, Facundo Isa y Felipe Ezcurra. Se recuperó para el de 2013, donde se sumaron Guido Petti Pagadizábal, Tomás Lavanini, Emiliano Boffelli, Tomás Lezana y Facundo Gigena. Dos de las camadas más prolíficas de una generación que hoy conforma la base del seleccionado mayor.

El primer try de Montoya en el Mundial de Japón 2019, en el partido frente a Tonga en Osaka
David Rogers


El primer try de Montoya en el Mundial de Japón 2019, en el partido frente a Tonga en Osaka (David Rogers/)

Diez años atrás, Urdaneta no se imaginaba que estaba convocando al futuro capitán de los Pumas, pero hoy no se sorprende con la elección de Ledesma: “Es de esas personas que tienen una alta capacidad de entrenamiento. Con eso dan el ejemplo. Constante en la persecución de metas, cooperador y competidor. No es de levantar la voz, dice las palabras justas. No es estridente. Sobre todo, una gran persona. Tiene mucha calidad humana. Buenas combinaciones para el estilo de liderazgo que tiene”.

Desde entonces, se encargó de revalidar en la cancha cada convocatoria, hasta que se ganó la titularidad en el último Mundial. Valiente pescador de pelotas en el ruck, sólido lanzador del line-out, feroz tackleador, potente en el contacto o letal en los últimos metros, Julián Montoya se ha convertido en una pieza indispensable en el entramado Puma y en un factor de inspiración y motivación para sus compañeros.

Al mando de un ataque en Leicester Tigers, en un partido por el Premiership Rugby inglés, en Coventry
Stephen White - CameraSport


Al mando de un ataque en Leicester Tigers, en un partido por el Premiership Rugby inglés, en Coventry (Stephen White - CameraSport/)

Virtudes todas que ya se observaban en sus años formativos y fue potenciando en cada escalón que subió. “Como jugador siempre se destacó, se notaba que tenía algo distinto. En infantiles jugaba con los backs y en juveniles, ya siempre de primera línea. Dentro de la cancha físicamente siempre hizo mucha diferencia, pero se empezó a notar claramente en M17, cuando salimos campeones”, rememora Nicholson. “Teníamos una jugada de line que definía él, que si la hacíamos adentro de las 22 terminaba siempre en try. Increíble. Cuando el partido estaba complicado, era el primero en poner la pelota adelante. "

Sus compañeros recuerdan particularmente una gira con 5º año del colegio en que jugaron contra la academia de Leicester Tigers. “Perdimos como 70-3, pero fue el único que estuvo a la altura”, coincidieron Degrossi y Nicholson. “Cuando volvimos lo llamaron para que vaya a jugar a Leicester. Lamentablemente unas semanas después, se lesionó y no pudo ir.”

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Aquella oportunidad trunca, cuando daba sus primeros pasos, lejos estuvo de desanimarlo. Volvió de la lesión todavía más fuerte. El recorrido lo encuentra hoy como una de las figuras del poderoso Leicester Tigers de Inglaterra. Empieza una nueva era en los Pumas y Julián Montoya es quien marcará el camino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.