Julián Álvarez a la selección argentina: por qué no debería sorprender la convocatoria de Scaloni al delantero multifunción de River

·4  min de lectura
Julián Álvarez, delantero de River, con la camiseta argentina durante la Copa del Mundo Sub 20, en 2019
VI-Images

Julián Álvarez, de 21 años, fue convocado este lunes a la selección Argentina. Para muchos fue una sorpresa y está bien que lo puedan evaluar así, aunque teniendo en cuenta las búsquedas a las que apunta Lionel Scaloni para la mayoría de sus delanteros y a las características que ofrece el propio delantero de River, no resulta tan llamativo su llamado.

Lionel Scaloni con LA NACION: “Yo soy entrenador, los jugadores son jugadores, y no somos más que eso”

Con vistas a la doble fecha de Eliminatorias, donde la Albiceleste recibirá a Chile el jueves 3 de junio y visitará a Colombia el martes 8, Álvarez es uno de los 33 futbolistas convocados por el entrenador argentino. Y la lista tampoco variaría mucho de la que se armaría para la Copa América, aunque eso se resolverá más adelante. Álvarez, junto con Franco Armani y Gonzalo Montiel, conformaron el grupo de futbolistas convocados del ámbito local. Álvarez no es titular indiscutido en River, suele ser suplente de Matías Suárez y Rafael Santos Borré (o también se suma a ellos como tercer delantero en un 4-3-3), pero además ingresa en otras posiciones. Le aporta soluciones al DT cumpliendo varios roles.

River recibe a Rosario Central en Avellaneda por la Copa Liga Profesional
Juano Tesone/Pool ARGRA


Julián Alvarez ante Rosario Central, en uno de los partidos por la Copa de la Liga (Juano Tesone/Pool ARGRA/)

¿Qué ve Scaloni en Julián Álvarez? ¿Qué lo seduce para involucrarlo dentro de su idea futbolística? Julián Álvarez entra en el grupo selecto de esos delanteros que pueden jugar en cualquiera de los ‘4 puestos ofensivos’ en un hipotético esquema 4-2-3-1: como 9, como extremo por la derecha o por la izquierda y detrás del 9, en la posición en la que asistió varias veces a Borré. Puede asistir y convertir, pero se mueve según su rol. Tiene la inteligencia táctica y las características para tomar las mejores decisiones en función del rol que tenga en cada partido. Incluso aún no siendo muy alto (1m70), puede convertir de cabeza, como hizo ante Boca en el último clásico.

El gol de Álvarez, de cabeza, a Boca

Álvarez es consciente de esta variable: “Trato de adaptarme a cualquier posición para ser una alternativa más para el entrenador. En todos estos años me ha tocado jugar por la banda, o arrancando de más atrás. De 9 o más suelto por afuera. Me gusta ver el rol que me toca para ayudar al equipo. Me puede tocar asistir o convertir, me muevo dentro de las funciones colectivas. Siempre jugué más cerca del arco, pero también me ha tocado en los últimos partidos arrancar como volante, de más atrás”, señaló hace unas semanas. Tiene, además, como todo delantero que tenga minutos en el River de Gallardo, sacrificio defensivo. Juegue donde juegue, trata de ser uno de los primeros defensores millonarios.

El gesto que sorprendió a Marcelo Bielsa: quién es la gloria del fútbol inglés que le pidió la campera

Por eso también encajaría dentro de un 4-4-1-1 (esquema que también por momentos utiliza la selección) o un 4-4-2, para jugar por ambas bandas o como delantero por afuera, segunda punta o 9. El 17 de marzo pasado, había recibido el elogio de Gonzalo Higuaín, un referente del equipo nacional. “Tengo gran debilidad por Álvarez. Es un nueve muy completo que me gusta mucho, y tranquilamente a futuro puede hacerle sombra a Lautaro Martínez en la selección. Posee mucho potencial para hacer una carrera, y cuando juega de nueve me encanta”, sostuvo el Pipita en diálogo con ESPN F12.

Álvarez fue campeón del Preolímpico Sub-23 con la selección en el verano
Diego Haliasz / Prensa River


Julián Álvarez fue campeón del Preolímpico Sub-23 con la selección argentina (Diego Haliasz / Prensa River/)

Más allá de que el elogio de un centrodelantero como Higuaín lo proyecta como un eventual sustituto de Lautaro Martínez, no habría que descartar que Scaloni lo evalúe (sobre todo en el arranque) como posible recambio de Lucas Ocampos o Nicolás González por las bandas, dos de sus descubrimientos más que positivos en el mundo selección y que, no casualmente, entran en el ‘subgrupo’ de Julián Álvarez: futbolistas que pueden jugar como extremos, por las bandas, detrás del 9 o llegando desde atrás a posiciones como las principales referencias de ataque de un equipo que va a ser comandado por Lionel Messi.

Gol de Álvarez a Venezuela

Álvarez se pondrá por primera vez la camiseta del seleccionado mayor, aunque ya tuvo experiencias en los juveniles con la celeste y blanca. En 2019 disputó del Sudamericano de Chile Sub 20, donde fue subcampeón, jugó nueve partidos y convirtió un gol contra Colombia. Y también fue citado al Mundial de Polonia de la misma categoría, donde jugó en los cuatro partidos y festejó un gol ante Sudáfrica. En 2020, además, participó del Preolímpico de Venezuela con la Sub 23: allí disputó 7 partidos y convirtió un gol en la goleada a Venezuela 4-1.

Julián Álvarez tiene una cláusula de salida en River de 25.000.000 de euros. Es cierto que en tiempos de pandemia, los valores se modificaron y los futbolistas terminan emigrando (si se van) por menos dinero. Pero Álvarez todavía es joven. No tiene apuro y sabe que tiene mucho por aprender, pero –mientras tanto- va llenando casilleros para serle muy útil a Gallardo y, además, ganarse su chance en la selección argentina.