¿Cómo es jugar con Lionel Messi? Rodrigo De Paul te cuenta

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- Lionel Messi, astro del Barcelona y de la selección de Argentina, asombra a aficionados y, también, a sus compañeros de equipo.

Rodrigo De Paul, mediocampista albiceleste y del Udinese, relató cómo se vive jugar en el mismo 11, pasar las concentraciones y el ambiente del vestidor junto a Leo.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"Cuando estamos concentrados varias noches, él está con el Kun [Sergio Agüero]. Si vamos a su habitación, somos seis y nos ponemos a jugar al truco y tomar mate", relató el jugador en entrevista con Telefé.

De Paul aseguro que Messi es modesto y que, cada vez que está concentrado con el combinado argentino, tiene que cumplir más allá de la cancha.

"Viene el utilero con no menos de 60 camisetas para que firme Leo. [Peticiones] del presidente del país donde estamos, del hijo del presidente. En ocasiones, el piloto del avión lo despierta para que le firme un autógrafo", narró el sudamericano, de 25 años de edad.

"Es muy difícil ser él y encima siempre tiene predisposición para hablar con la gente", añadió Rodrigo, por la presiones sobre los hombros del astro del Barcelona.

De Paul también ha sido rival de Messi sobre la cancha, cuando defendió el escudo del Valencia, pero nunca tuvo roces con el capitán de la Albiceleste. "Con Leo cambié dos veces camiseta cuando estuve en España", relató.

Al jugar en Italia, el mediocampista no cuenta con la última edición del uniforme blaugrana, pero tenía un plan para la fecha FIFA de marzo, misma que se canceló por la pandemia del coronavirus.

"Justo en esta convocatoria le iba a mandar [un mensaje] para que me traiga una suya pero se suspendió. Existe la confianza para pedirle pero tampoco quiero molestarlo".

Sobre la situación que se vive en Italia, por el Covid-19, virus que ha provocado la muerte de 5 mil personas en este país, el argentino comentó que está tranquilo, a la espera de la reanudación de la Serie A, más no tiene prisa.

"Estoy en el norte, donde más contagiados hay. Al principio, se tomó como un resfrío, una angina, algo pasajero. Acá la gente tomó conciencia tarde y hoy se están muriendo miles. De todo corazón, hace muchos días que estoy en casa y hay mucho para hacer. Cumplamos con esta cuarentena. Por nosotros, el de al lado, nuestros abuelos y papás. Es una situación que seguramente va a pasar".


Qué leer a continuación