Jugadores europeos no siempre son garantía en las Águilas

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 1 (EL UNIVERSAL).- El América ha apostado por el español Álvaro Fidalgo para completar su plantilla en el Guardianes 2021.

Este joven futbolista viene calidad de préstamo, con el glamur de haber pertenecido el Real Madrid. Pero la realidad es que con los jugadores europeos, a las Águilas no les ha ido muy bien que digamos.

En los años 40 llegaron dos húngaros, el portero Iván Czintalán y el delantero Itzavan Kadas y en los 50 arribaron una tercia de españoles: Mariano Uceda, delantero; José Cobo, defensa y Antonio Villar, también atacante.

En 1972 llegó el escocés John Kerr, volante de contención, por pedido del técnico José Antonio Roca.

Davor Jozic, defensa croata, Goran Milojevi? zaguero yugoslavo, Marco Rossi y el amateur Maurizio Gaudino de Italia, llegaron en los 90, pero quién levantó más expectación fue el rumano Ilie Dumitrescu, quien solo anotó un gol con el equipo azulcrema.

El más reciente experimento fue con el francés Jérémy Ménez, más recordado por sus escándalos fuera de la cancha que por su aporte al equipo.