Qué jugadores de Boca terminan su contrato a mitad de 2020

Mientras la nueva dirigencia se prepara para su primer mercado de pases, también deberá planificar quiénes seguirán en el cub hasta fin de año.
Mientras la nueva dirigencia se prepara para su primer mercado de pases, también deberá planificar quiénes seguirán en el cub hasta fin de año.

Pasó el triunfo de Jorge Amor Ameal y de Juan Román Riquelme. Terminó una gestión de ocho años y un signo político que habita en el club hace más de 25 años, pero ahora deberá comenzar una nueva era. El tiempo apremia: Boca está de cara a un 2020 que lo aguarda con muchos cambios, entre ellos de jugadores y DT. Y más allá del próximo mercado de pases y las decisiones inmediatas, los nuevos encargados del fútbol también deberá pensar un poquito más a futuro.

CÓMO SERÁ LA PRETEMPORADA DE BOCA

Con el nuevo calendario de CONMEBOL, si bien la Superliga finalizará en junio, la Copa Libertadores lo hará a fin de año, por lo que si el Xeneize quiere tener alguna posibilidad de llegar hasta Río de Janeiro, tendrá que planificar correctamente el año. Un buen punto de partida, entonces, será pensar al plantal y a aquellos que deberán renovar su contrato o no para, también, poder negociarlos durante esta ventana de enero.

Afortundamente para Román y compañía, no son tantos con los que en junio deberán negociar:

  • Marcos Díaz llegó libre por pedido exclusivo de Gustavo Alfaro y firmó por un año y medio. Casi ni jugó a lo largo de todo el 2019 -apenas tres partidos- y con Manu Roffo, una promesa en inferiores que espera por una oportunidad en Primera, habrá que ver si tanto la nueva CD como el futuro DT le ofrecerán seguir.

  • A Júnior Alonso se le termina el préstamo con Lille y tendría que volver. Sin embargo, fue una buena rotación en el fondo cuando Lisandro López o Carlos Izquierdoz no pudieron estar, además de que es zurdo y hasta se animó a jugar como lateral por izquierda. Lo quiere Olimpia, pero su cláusula no es tan cara (tres millones de euros según Transfermarkt) y bien podría o ser negociado en los próximos meses o, por qué no, continuar en la institución y ser evaluado en el próximo semestre.

  • Paolo Goltz arribó al Xeneize en 2017 por pedido de Guillermo Barros Schelotto y enseguida se asentó en la zaga central, pero poco a poco fue perdiendo el lugar hasta que directamnete dejó de jugar, no solo por decisiones técnicas, sino también por su frágil estado físico. Es uno de los apuntados a irse en enero.

  • Con el sueño cumplido y sin su amigo Nicolás Burdisso en el club, el futuro de Daniele De Rossi es una incógnita. Dependerá de cómo se adapte al presente político y a Riquelme para saber qué sucederá con él, además de su condición futbolística que, hasta ahora, no pudo demostrar del todo.

  • Quien ya se sabe que no continuará es Alexis Mac Allister: el hijo del Colorado se quedó en Argentina por un problema de papales en Inglaterra, pero su préstamo su termina y el volante está en los planes de Brighton & Hove Albion, por lo que no habría ninguna posibilidad de extender el vínculo.

Qué leer a continuación