El juego rápido será la clave de Puerto Rico para vencer a México y Bahamas

Agencia EFE
·4  min de lectura

San Juan, 17 feb (EFE).- El armador puertorriqueño José Juan Barea afirmó este miércoles que "jugar rápido" será la clave de Puerto Rico para vencer a México y Bahamas, el viernes y sábado, respectivamente, en la tercera ventana clasificatoria del grupo D del torneo FIBA AmeriCup 2022 en San Juan.

Esta estrategia de parte del capitán de la selección puertorriqueña se debe a que la misma carece de hombres grandes en la pintura -delanteros fuertes y pívots-, pero le sobran los armadores, como Shabazz Napier e Iván Gandía, y escoltas como Gian Clavell.

"Tenemos de todo, tiradores, buenos 'guards' (armadores) como siempre, hombres bajitos, que son los más duros que juegan y se van a fajar lo más posible. Hay que jugar un juego rápido, de 'pick and roll' y abrir la cancha", dijo Barea en una rueda de prensa.

Isaiah Piñeiro, uno de los escoltas y colíder de anotaciones del quinteto puertorriqueño en las pasadas dos ventanas clasificatorias al AmeriCup 2022, no pudo integrarse al equipo por restricciones de viaje desde Europa.

Igualmente, el pívot Jorge Bryan Díaz tampoco pudo practicar con el equipo, por lo que el técnico puertorriqueño Eddie Casiano tuvo que llamar a Ramón Clemente para reforzar la pintura con Devon Collier.

"Tenemos que jugar con lo que haya. El baloncesto ha cambiado mucho, los hombres grandes jugando de afuera, y jugar más rápido, con cancha abierta y los hombres grandes hacer un esfuerzo adicional", agregó Barea.

Casiano aún no ha anunciado oficialmente a los doce jugadores que integrarán la selección puertorriqueña.

Barea, por su parte, llega a este torneo como capitán luego de jugar sus primeros tres partidos con el Movistar Estudiantes en la Liga ACB, tras once temporadas en la NBA con los Mavericks de Dallas y Timberwolves de Minnesota.

Según admitió Barea, su plan profesional era estar activo en alguna liga para entonces reincorporarse a la selección puertorriqueña en esta tercera ventana en la que San Juan albergará los grupos C y D.

"Si quería jugar en esta ventana, pues tenía que jugar en algún sitio. Ese fue uno de los propósitos. Jugué tres partidos y me siento bien. Todavía me falta para llegar a donde quiero llegar, pero me siento mucho mejor y preparado para estos juegos", aseguró el armador de 36 años.

Barea, a su vez, compartirá la repartición de balones con Napier, quien debutará con la selección puertorriqueña después de haber entrenado con ella por primera vez en el año 2012 para la clasificación a los Juegos Olímpicos de Londres, a los que posteriormente el equipo no logró su pase.

"Me siento bien contento de tener a Shabazz en el equipo. Va a ser una ayuda increíble para ahora y el futuro, y hacer todo lo posible de ganar estos juegos y seguir adelante", indicó Barea, quien a principios de su carrera también intercambiaba su rol como líder y base del equipo con el exinternacional Carlos Arroyo.

La diferencia actual, según bromeó, es que él es el "más viejito" entre los dos, aunque reconoció que tiene "un parecido" con él y Arroyo en cuanto al estilo de juego de ambos.

Napier, por su parte, admitió que cuando joven no sabía del equipo de Puerto Rico hasta que llegó al segundo año en la Universidad de Connecticut, en el año 2011, cuando ganó el primero de dos títulos colegiales estadounidenses.

"Cuando lo supe, siempre quise estar en el equipo", afirmó Napier, quien destacó además la figura de Barea en la escuadrilla como líder del baloncesto, así como al resto de la tropa puertorriqueña.

"Tenemos un gran grupo de jugadores y equipo técnico. Estoy muy emocionado de jugar para la isla y con José Juan", abundó Napier, hijo de la puertorriqueña Carmen Velásquez, mientras que su abuela materna es de Aguadilla, municipio en la costa noroeste de la isla, y su abuelo materno es natural de San Lorenzo, en el sureste.

En esta misma línea, Napier admitió que no conoce "bien" a sus abuelos porque se crió en Estados Unidos.

No obstante, dijo que su madre está bien emocionada de que represente a Puerto Rico.

Y ante la tardanza de haberse incorporado al equipo, Napier dijo: "siempre he estado en contacto, pero no lo podía hacer por muchas razones, pero esta vez me dieron la oportunidad y estoy orgulloso de ello".

La tercera ventana clasificatoria de los grupos C y D del torneo FIBA AmeriCup 2022 arranca este miércoles con el desafío entre Canadá y las Islas Vírgenes estadounidenses, en formato "burbuja" debido a la covid-19.

Otras cinco selecciones competirán en este torneo: Bahamas, Estados Unidos, México, Puerto Rico y República Dominicana.

El AmeriCup 2022 otorga boletos a los Juegos Panamericanos 2023 y un espacio a las ventanas clasificatorias al Mundial de 2023.

(c) Agencia EFE