El juego Chivas-Santos se detuvo por grito homofóbico

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 4 (EL UNIVERSAL).- Corría el minuto 93 del juego entre la Chivas Rayadas de Guadalajara contra los Santos de Torreón correspondiente a la jornada 13 de torneo Guardianes 2021 de la Liga MX, Carlos Acevedo, portero de Santos Laguna, se dispone a despejar y los aficionados de Chivas se preparaban para gritar el famoso grito homofóbico:

"Eeh put…".

El árbitro Fernando Guerrero lo advirtió, le dijo a Acevedo que lo hiciera rápido para que no tuvieran oportunidad, pero fue imposible, el grito se dio y el silbante apodado "Cantante" detuvo el juego de inmediato.

Las disposiciones de la Liga MX mandan que ante estas manifestaciones, el árbitro tiene la facultad de pedir por el sonido local que la gente deje de comportante así y si se repite, parar el juego.

Después de un minuto de espera, el juego se reanudó.