Juan Martín Del Potro. Cómo imagina su regreso y cuál es su gran batalla mental

Alejandro Panfil
·6  min de lectura
Juan Martín Del Potro recibió el Konex de Platino y dejó en claro que su carrera "no ha terminado"
Alejandro Guyot

Quizá Juan Martín del Potro ya sea el abanderado número uno de la resiliencia y el máximo exponente en eso de no rendirse jamás, aunque la idea de bajar los brazos se le haya cruzado por la cabeza en múltiples ocasiones.

Tras lidiar con múltiples cirugías en las muñecas izquierda y derecha, en octubre de 2018 el ex número 3 del mundo sufrió una fractura en la rótula de la rodilla derecha en Shanghai. En junio de 2019 empeoró el problema con un resbalón sobre el césped en su victoria en Queen’s ante al canadiense Denis Shapovalov y nunca más pisó una cancha. Desde ese infortunio se sometió a tres intervenciones: una en Barcelona, otra en Miami, y la más reciente, en Suiza.

Juan Martin del Potro recibió su Konex de Platino y Gaby Sabatini recibió el premio mayor, ganado por Lionel Messi
Alejandro Guyot


Juan Martin del Potro recibió su Konex de Platino y Gaby Sabatini recibió el premio mayor, ganado por Lionel Messi (Alejandro Guyot/)

Tras un 2020 de pandemia, a los 32 años transita un nuevo y largo parate tenístico que lo aleja del circuito y aún no hay certezas sobre su regreso, aunque quizás a modo de colocarse un objetivo para el mediano plazo, sueña con estar en los postergados Juegos Olímpicos de Tokio.

A su tironeo por algunos consejos de allegados de dejar de una vez el tenis y disfrutar lo logrado y el deseo propio de volver y decidir dentro de una cancha el momento de su retiro, se le sumó la pérdida de su padre Daniel, a principios de este 2021. Por ello, disfrutó reencontrarse con otros deportistas en la ceremonia de entrega de los Premios Konex y recibir un reconocimiento a la carrera que, aclara, aún tiene.

Del Potro tiene una gran ilusión: estar en los Juegos de Tokio
Alejandro Guyot


Del Potro tiene una gran ilusión: estar en los Juegos de Tokio (Alejandro Guyot/)

De los abrazos con Leonado Ponzio al cruce afectuoso con Gabriela Sabatini, pasando por alguna que otra chicana con Marcelo Gallardo. Así transitó Del Potro la jornada en la que recibió el Konex de Platino y le contó sus sensaciones a LA NACION.

–¿Qué significa este reconocimiento para vos?

–Bueno, es un gran premio, un reconocimiento a la trayectoria y que valoren el esfuerzo que cada uno de nosotros los deportistas hacemos. Siempre es muy lindo recibir este tipo de menciones, así que estoy muy agradecido.

–Se lo dedicaste a tu papá y lógicamente te hubiese gustado compartirlo con él. ¿Cómo te sentís hoy?

–Hay que ser fuerte, entender cómo es la vida. Él fue un gran compañero, un gran papá, un gran manager y me ha ayudado mucho a tener esta carrera que tengo, porque todavía no voy a decir que tuve, y por eso se lo dediqué. Y obviamente sin este tipo de gente alrededor de nosotros es muy difícil lograr cosas como las que logré.

Lionel Messi recibió el premio Konex de Brillante y envió un video de agradecimiento. En la imagen, algunos de los ganadores: Marcelo Gallardo, Del Potro, Paula Pareto y Agustín Canapino
Alejandro Guyot


Lionel Messi recibió el premio Konex de Brillante y envió un video de agradecimiento. En la imagen, algunos de los ganadores: Marcelo Gallardo, Del Potro, Paula Pareto y Agustín Canapino (Alejandro Guyot/)

–Te ha costado siempre volver al circuito, pero una vez que lo lográs siempre tenés resultados de alto impacto, ya sea una medalla olímpica, una Copa Davis o una gran actuación en un Grand Slam. ¿Cuál te imaginás que va a ser tu próximo impacto una vez que vuelvas?

–Y, yo creo que después de toda la historia que vengo teniendo con la rodilla ya sería un impacto que vuelva a jugar. Hay mucha gente que también me da el mensaje de “dejá de sufrir, ya con lo que hiciste está muy bien, empezá a disfrutar un poco lo que ganaste”, pero si yo logro revertir esto y puedo volver a jugar sería un gran premio. Y después, bueno, también me ilusiono con poder sorprender de alguna u otra manera dentro de la cancha. Es lo que me mantiene viva la adrenalina.

–¿Qué lugar ocupa el recuerdo del título en el US Open en estos momentos duros de recuperación?

–El US Open es mi torneo favorito y haberlo ganado lógicamente siempre me trae grandes recuerdos y energía.

–¿En qué parte de la recuperación estás? ¿O mejor dicho, cuando te vas de esta ceremonia, con qué trabajos seguís?

–Hoy por hoy, básicamente estoy trabajando en recuperarme mentalmente de todo lo que me viene pasando.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es que durante la jornada, Del Potro también deslizó que la recuperación no está siendo para nada sencilla, sino todo lo contrario. De hecho, incursionó en varios tratamientos, tanto tradicionales como alternativos y no obtuvo los resultados deseados. Y en lo anímico enfrenta otra gran batalla, ya que le cuesta ver los partidos de tenis por televisión, contrariado por las posibilidades que no está pudiendo aprovechar dentro de la cancha, esa a la que añora volver cuanto antes.

–Si te dan a elegir el primer jugador Top a quien te gustaría enfrentarte a tu regreso, ¿a cuál preferís?

–Con ninguno en especial. En realidad, quiero enfrentar a todos, porque a mí me gusta jugar contra los jugadores top.

–Con las lesiones y las edades por ejemplo de Roger Federer y Rafa Nadal, por ejemplo, ¿sentís que ya se está viviendo un recambio en el circuito, tal vez acentuado por la inactividad por la pandemia?

–Sí, el recambio se ve, los nuevos jugadores aparecen. Pero yo creo que no va a haber recambio definitivo y total hasta que en los Grand Slams ganen los jóvenes y los nuevos nombres y lo puedan sostener en el tiempo. Acá, sacando el US Open donde Djokovic tuvo un error, en los Grand Slam siguen ganando los mismos jugadores y para mí ese cambio de era o recambio va a pasar cuando los mejores del mundo no puedan enfrentarse con los jóvenes.

–Quien ya se instaló entre los Top es el Peque Schwartzman, que acaba de darse el gusto de ganar en Buenos Aires…

–El Peque está en un gran momento y se merece todo lo que está consiguiendo, porque le puso talento y juego para estar en el lugar donde hoy está.

Siempre que habla de fútbol, Delpo se distiende. Por eso, el tandilense disfruta de estar en una semana muy particular para el equipo de toda la vida.

–Te sentaste al lado de Marcelo Gallardo en el escenario. ¿Le hiciste una apuesta para el domingo?

–Me sentaron ahí con Marcelo... y no le deseé suerte, obviamente, porque no quiero que ganen (risas). Pero sin dudas es un gran entrenador y está haciendo un gran trabajo.

–¿Y cómo ves este Superclásico? ¿Qué pálpito tenés?

–Obviamente mi corazón está con Boca y esperemos ganar el domingo.