Una joya y siete goles: la noche que el Papu Gómez amargó al Celta de Vigo de Coudet

·3  min de lectura
Papu Gomez, del Sevilla, celebra tras anotar el cuarto gol de su equipo durante el partido de La Liga ante Celta de Vigo (Foto de Jose Manuel Alvarez / Quality Sport Images / Getty Images)
Getty Images

El Papu Gómez siempre fue un ejemplo de la gambeta, el desparpajo, la rebeldía. El Chacho Coudet siempre armó equipos ofensivos, protagonistas, que colaboraban con el espectáculo desde la propuesta y el show de goles. Claro que en ese ida y vuelta puede ganar o perder, pero el entrenador garantiza una propuesta ahora en Celta de Vigo como lo hizo antes en Inter de Brasil, Racing y Rosario Central. Y algo de esto se observó en un mismo partido, el que jugaron este lunes en un emotivo Celta de Vigo 3 vs. Sevilla 4, por la 30° fecha de la Liga Española.

Libertadores: fechas y horarios del debut de los equipos argentinos en la Copa

Fue emotivo por la cantidad de anotaciones, pero el golazo final de Alejandro Papu Gómez, con zurda y de emboquillada, por encima del arquero Iván Villar y tras un pase de Lucas Ocampos, así le terminó de dar un sello argentino al éxito visitante. En el equipo ganador, además de Ocampos, fue titular Marcos Acuña como lateral izquierdo en un esquema 4-3-3 (posición donde lo ubica Julen Lopetegui), mientras que el Mudo Franco Vázquez estuvo en el banco de suplentes y no ingresó. Papu Gómez ingresó a los 21 minutos por Suso y tan sólo diez minutos después le dio el triunfo a Sevilla.

Pase de Ocampos y gol de Gómez

Sevilla remontó dos veces el marcador para lograr una victoria 4-3 sobre el Celta de Vigo en un caótico partido jugado el lunes por La Liga, para mantener viva la esperanza de seguir en la pelea por el título. El defensor del Sevilla Jules Kounde puso a los visitantes en ventaja al inicio del partido, pero dos goles de Iago Aspas dejaron rápidamente 2-1 al equipo gallego.

Eduardo Coudet, DT del Celta de Vigo da instrucciones a su lado durante el partido de La Liga ante Sevilla
Getty Images


Eduardo Coudet, DT del Celta de Vigo da instrucciones a su lado durante el partido de La Liga ante Sevilla (Getty Images/)

Fernando empató poco después para el Sevilla, pero Brais Méndez recuperó la ventaja para los dirigidos por Coudet antes del entretiempo. Ivan Rakitic empató para el equipo de Julen Lopetegui a los 60 minutos y el argentino Papu Gómez anotó el gol de la victoria a los 76 minutos.

Boca: seis claves para entender su crisis futbolística (y cómo podría salir)

Papu Gómez recibió un pase sutil de Ocampos, encaró como falso 9, dejó en el camino al defensor Joseph Aidoo y definió con zurda de emboquillada ante la salida del arquero de Celta de Vigo. Golazo.

Facundo Ferreyra, exdelantero de Banfield y Vélez, ingresó en el equipo de Coudet a los 26 minutos del primer tiempo por Santi Mina (lesionado), pero el N° 9 también se retiró antes por una lesión: Coudet tuvo que sustituirlo a los 37 por Fran Beltrán.

La cuarta victoria en cinco partidos de liga llevó al Sevilla, cuarto en la tabla, a sumar 61 puntos tras 30 partidos, a seis del líder Atlético de Madrid. El Celta se quedó en el décimo con 37 puntos.

Papu Gomez del Sevilla FC celebra con Rakitic y Acuña después de marcar el cuarto gol de su equipo durante el partido ante Celta de Vigo (Foto de Jose Manuel Alvarez / Quality Sport Images / Getty Images)
Getty Images


Papu Gomez del Sevilla FC celebra con Rakitic y Acuña después de marcar el cuarto gol de su equipo durante el partido ante Celta de Vigo (Foto de Jose Manuel Alvarez / Quality Sport Images / Getty Images) (Getty Images/)

El Diario Marca de España tituló: “Papu Gómez mete al Sevilla en la lucha por el título” y para dejar en claro el estilo de Chacho Coudet como DT afirman: “ Y es que ver un partido del Celta ofrece la posibilidad de sentarte con una bolsa de pochoclos y disfrutar. Partidos abiertos, con ocasiones en las dos áreas y repleto de jugadas ofensivas. El primer borrador de Coudet fue en el Sánchez-Pizjuán en la primera vuelta ante Sevilla y ya se vislumbraba la clase de equipo que quería construir. Allí cayó derrotado, porque el Celta, salvo muy al inicio con el entrenador argentino, tampoco ha enlazado grandes resultados”.

El Papu ya no baile su clásico “Papu Dance” que creó en Atalanta, festejó con seriedad y con bronca, pero sigue haciendo goles importantes, ahora para Sevilla.