Joy Nidera no tuvo una buena tarde y Nueva Orleáns se queda sin carreras por el coronavirus

Carlos Delfino
lanacion.com

No fue un buen día para la yegua argentina Joy Nidera en Nueva Orleáns. Pero su floja respuesta -novena entre once- en el Tom Benson Memorial Stakes, celebrado en la pista de césped de Fair Grounds, quedó en segundo plano por la cancelación anticipada de la temporada de carreras de ese hipódromo tras la última prueba del sábado. Ya sin espectadores se corría desde la semana anterior.

Luego de las preocupaciones que causa el aumento de afectados por el coronavirus, la alcaldesa de la ciudad, LaToya Cantrell, resolvió que quedaran suspendidas las jornadas de la próxima semana y, por ende, se considere por terminado el período que originalmente se extendía hasta el domingo 29. En Estados Unidos, a diferencia de en los principales hipódromos de América del Sur, cada escenario programa uno o más ciclos durante el año, pero ninguno tiene competición de enero a diciembre. En este contexto de pandemia, aún se mantienen abierta una decena de pistas, pero ninguna de ellas permite al público acceder.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El Tom Benson Memorial

"Fair Grounds Race Course sigue centrado en la seguridad de los miembros de la comunidad que son vitales para cuidar a los caballos. En cumplimiento de la orden de emergencia de la Louisiana Racing Commission, estamos comprometidos a facilitar sus movimientos seguros y habituales necesarios. Esta empresa hará su parte para ayudar a combatir contra esta crisis de salud pública y lamentamos cualquier inconveniente que este anuncio pueda causar a nuestros aficionados. Continuaremos coordinando estrechamente con las autoridades federales, estatales y locales para minimizar el riesgo de exposición de aquellos que trabajan en nuestra propiedad", comunicaron desde el hipódromo, que procedió a cerrar todas sus instalaciones para la competencia hasta que se determine "apropiado reabrir". Mientras tanto, claro está, los caballos seguirán siendo atendidos normalmente, con los controles y la autorización de acceso sólo al personal esencial.

El viernes, el entrenador argentino Ignacio Correas le describió a LA NACIÓN que los profesionales estaban manejándose como podían, "tratando de ser lo más responsables que se pueda, y pendientes del día a día". Él se quedó en Kentucky. No estuvo en Fair Grounds. Viajaron un asistente y el peón de Joy Nidera, clasificada novena, a seis cuerpos y un cuarto, sin capacidad de aceleración en la recta final cuando tuvo libertad. Por el hocico, She'sonthewarpath, con la amazona Chantal Sutherland, batió a la francesa Altea. Nacho ahora sabe que por un tiempo no será opción Fair Grounds para sus caballos.

Más tarde, en la continuidad del festival de clásicos, el hipódromo tuvo su carrera más esperada de la temporada, el Louisiana Derby (G2, 1700 metros), con premios por un millón de dólares. De punta a punta se impuso Wells Bayou, para el que también aparece una intriga en el horizonte, aunque el potrillo no lo sepa, pues todavía es una incógnita cuándo se podrá desarrollar la Triple Corona norteamericana, que usualmente comienza el primer sábado de mayo en Churchill Downs, pero también ya se ha anticipado una suspensión.

El Louisiana Derby

Qué leer a continuación